Desmantelada una granja que enviaba ilegalmente perdices a Huelva

0
155
La granja situada en Mula
La granja situada en Mula
Al menos cinco certificados sanitarios oficiales de movimiento habrían sido falsificados, y varios miles de perdices trasladadas hasta Huelva para su introducción en diferentes cotos de caza.
La granja situada en Mula
La granja situada en Mula

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Guardia Civil de Huelva y en el marco de la denominada operación PERDIGÓN desarrollada durante los últimos meses, ha desmantelado una granja cinegética de la localidad de Mula (Murcia) que presuntamente trasladaba de forma irregular perdices desde Murcia a Huelva.

 

A los responsables de la explotación se les ha imputado un supuesto delito de falsedad documental por la falsificación de al menos cinco certificados sanitarios oficiales de movimiento que habrían amparado ilegalmente el traslado de varios miles de ejemplares de perdiz roja hasta diferentes acotados cinegéticos de la provincia de Huelva.

 

Las investigaciones se iniciaron hace varios meses, cuando personal del SEPRONA de la Guardia Civil de la provincia de Huelva detectó, en el transcurso de una inspección a una sociedad dedicada a la venta de perdices a cotos de caza, graves irregularidades en la documentación sanitaria de varias partidas de este tipo de animales procedentes de la localidad de Mula.

 

Las investigaciones posteriores llevadas a cabo por el personal del SEPRONA de la Guardia Civil en la Región de Murcia sobre el asunto llevaron a concluir la comisión de un supuesto delito continuado de falsedad documental por parte de los responsables de la granja cinegética de Mula, que habrían alterado en varias ocasiones los datos de un certificado sanitario oficial de movimiento original firmado por un veterinario, con la finalidad de darle la apariencia de certificados legítimamente expedidos y así simular la legalidad de los transportes que venían realizando hasta tierras andaluzas ante posibles inspecciones en ruta por parte de la Guardia Civil.

 

Al tratarse de transportes ilegales, dado que no eran amparados por certificados oficiales de movimiento expedidos por un veterinario habilitado, las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía no eran conocedoras de la llegada de las gallináceas a su territorio, lo que permitía a los autores la posibilidad de proceder a la suelta de las perdices en los acotados cinegéticos sin la debida autorización del órgano autonómico andaluz competente para ello.

 

Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción núm. 2 de los de Valverde del Camino (Huelva).

 

La granja desmantelada carecía, además, de las preceptivas licencia municipal de actividad y calificación ambiental, unas infracciones que han sido denunciadas ante el Ayuntamiento de Mula y la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia respectivamente.

Comments