Aguilanderos de Barranda, en la Alberca en el año 1994

0
239

La creación en Barranda del Primer Festival Comarcal de Música de Cuerda en 1979 (luego conocido como La Fiesta de las Cuadrillas), el apoyo institucional que recibió y el éxito de la fórmula instaurada propició que siguieran el de Lorca (creado en 1980, que a partir de su segunda edición en 1981 fue denominado específicamente “Encuentro de Cuadrillas”, quedando desde entonces esa denominación genérica para este tipo de eventos), y luego Vélez Rubio y otros numerosos encuentros que proliferaron a partir de entonces por todos los antiguos territorios cuadrilleros del Sureste español. Dentro de esta nueva moda, a partir de fines de la década de 1980, incluso se incorporaron a la organización de encuentros de cuadrillas los grupos que eran herederos evolucionados de la visión más artística del folclore musical que representaron en su momento los Coros y Danzas de la Sección Femenina y sus afines de Educación y Descanso, es decir, las peñas huertanas y grupos folclóricos de distinta ideología.

En La Alberca de Las Torres (Murcia, España), el grupo folclórico El Rento, fundado hacia 1986 a partir de antiguos componentes de la peña huertana La Seda, pronto empezó a buscar sus propios caminos diferenciados de sus orígenes, más cercana a la investigación nueva de músicas, bailes y vestuarios, incluso con trabajos de campo, labor que logró servir de referencia a otros grupos folclóricos (denominados “independientes”) que siguieron sus pasos. Dentro de esta línea de acercamiento al folclore musical popular y a su diversidad, El Rento fundó una muestra de música tradicional que en su décima edición, celebrada el 8 de octubre de 1994, trajo a la pedanía murciana diversos grupos nacionales, en algún caso por primera vez en la Región de Murcia, como fue la ronda o cuadrilla de Culla (Castellón), pero también los aguilanderos de Barranda, una panda de verdiales y la cuadrilla de Águilas. Se trataba, principalmente, de diferenciar estas demostraciones de los clásicos festivales de folclore en los que los grupos participantes, con vestuario a la antigua, hacían demostraciones de predominante contenido artístico sobre escenarios. En esta ocasión de buscaba un acercamiento al origen más callejero de los grupos tradicionales, y se les hacía tocar en las calles y plazas del lugar sin vestidos especiales para el baile y buscando la mayor proximidad con el espectador.

En esta edición, participaron los Aguilanderos de Barranda (Caravaca, Murcia, España), entre cuyos componentes estaban los hermanos Botía. Procedentes de una familia originaria de La Copa de Bullas asentada en la pedanía caravaqueña de La Encarnación, los hermanos Alfonso Botía García (Mínchel) y Juan Botía García (Yescas) son herederos de una larga tradición musical popular que ha tenido destacados representantes en su localidad. Así, Mínchel y Yescas fueron las voces de la cuadrilla de La Encarnación en el histórico disco II Encuentro de Cuadrillas Lorca, 1981 (dirigido por Manuel Luna Samperio), y en su reedición (sólo algunos temas) dentro de la compilación Las Cuadrillas de Murcia, Exposición Universal de Sevilla, 1992 (Trenti/Manuel Luna).

Con el tiempo, y debido a la mengua de músicos en La Encarnación, comenzaron a colaborar con los aguilanderos de la cercana población de Barranda, a los que, pese a la edad actual, siguen acompañando.
En este vídeo, Alfonso Botía, el Mínchel, canta una jota durante un pasacalles con su inconfundible voz, que tiene la virtud de estar muy apegada a la música y acompañarse con un buen repertorio de coplas de sabor tradicional. En la Fiesta de las Cuadrillas de Barranda de enero de 2012, Mínchel recibió un homenaje en reconocimiento a su larga trayectoria en la música tradicional.

Vídeo y texto: Manuel Sánchez Martínez (Murcia, España). Colección Memorias de la Tradición en Internet.

Comments