Los hoteles de la Región de Murcia son los más baratos de España, con 52 euros por habitación y noche de media

0
110

En el conjunto de España, los hoteles españoles aumentaron un 4% sus precios en 2012, con 99 euros de media

Los hoteles de la Región de Murcia son los más baratos de España, con 52 euros por habitación y noche de media, frente al precio medio pagado por viajeros de todo el mundo en los hoteles españoles, que se situó en 99 euros de media en 2012, lo que supone una subida del 4% en comparación con el año 2011, según el informe Hotel Price Index (HPI) publicado por Hoteles.com.

Este significativo incremento sitúa a España por encima del crecimiento de la media mundial en precios medios por habitación y noche que alcanza los 107 euros, lo que supone un aumento del 3% respecto a 2011.

De este modo, los hoteles españoles consiguen invertir su tendencia de precios de estancamiento o crecimiento leve de los últimos años al registrar “dos tendencias enfrentadas” en 2012 que contribuyeron directamente al alza de sus tarifas hoteleras: el aumento del número de visitantes y el descenso del turismo nacional.

El pasado año, cuando se registraron grandes incrementos de forma generalizada en España, Ibiza fue donde más aumentaron los precios, un 29% en comparación con 2011, hasta alcanzar los 140 euros.

De igual forma, San Sebastián también encabeza la lista de ciudades con mayor precio medio por habitación, con 140 euros, lo que supone un 7% más que el año anterior, seguida de Marbella, con un incremento del 3% hasta los 128 euros.

Por el contrario, Murcia fue la región con el precio más bajo de toda España con 52 euros de media, seguida de Almería, con 55 euros (-3%), Puerto de la Cruz, 55 euros (6%), Elche, 58 euros (-11%) y Zaragoza, 58 euros (-3%).

MADRID BAJA, BARCELONA SUBE.

Respecto a Madrid y Barcelona, las dos ciudades registraron una tendencia opuesta en relación al precio medio que pagaron viajeros de todo el mundo el pasado 2012.

Madrid sufrió un ligero descenso de un 1% hasta los 93 euros de media por una falta de demanda del mercado nacional e italiano que tradicionalmente ha resultado clave para la región, unido a la reducción del número de ferias en la ciudad y una la ligera subida en el precio de los billetes.

Mientras, Barcelona consiguió reponerse a su difícil inicio de año en el que se registraron índices bajos de ocupación, circunstancia que mermó las tarifas de los hoteles cinco estrellas de la capital catalana que se vieron obligados a reducir sus tarifas.

No obstante, la segunda mitad de año la Ciudad Condal logró consolidarse como una de las ciudades con precios más elevados consiguiendo un incremento del 3% hasta los 124 euros a cierre del año.

El descenso de precios protagonizado por Madrid también se produjo en otras ciudades principales como Sevilla o Valencia, que redujeron en un 2% y 3% respectivamente su precio medio por habitación y noche.

Otras ciudades como Bilbao consiguieron en cambio resistir esta tendencia y logró escalar hasta los 86 euros, con un incremento del 9% respecto a 2011.

INCREMENTOS EN LAS ISLAS.

Respecto a las islas, las Islas Canarias han mantenido una tendencia positiva de precios durante 2012, con incrementos en localidades como Mogán (27%) o Adeje (14%), ambas con una tarifa media de 124 euros.

Asimismo, otros puntos del archipiélago como San Bartolomé de Tirajana con una subida del 13% o Arona con un incremento del 11% también contribuyeron a la consolidación de precios de las islas.

Por otro lado, las Islas Baleares también registraron un buen comportamiento de precios en sus hoteles gracias en gran medida a la gran demanda durante los meses de verano por parte de turistas del Norte de Europa que realizaron un mayor desembolso económico.

La capital, Palma de Mallorca, logró incrementar sus precios en un 7% hasta los 117 euros, así como otros puntos de gran reclamo turístico como Calvià o Alcúdia, que repuntaron un 15% y un 18% respectivamente.

LA COSTA RESISTE.

Los destinos costeros de España se situaron entre los lugares con mayores subidas, la Costa Dorada alcanzó importantes subidas de precio en zonas como Salou (14%) o Cambrils (13%) gracias en buena medida a la gran afluencia de mercados como el británico y el auge del turismo ruso.

Por su parte, la Costa Brava, con Lloret de Mar a la cabeza alcanzando un incremento del 10%, también registró una tendencia positiva de precios durante la temporada de verano en zonas como Rosas, con un 6% hasta los 110 euros o Tossa de Mar con un subida menos pronunciada del 4%.

Por último, la Costa Blanca no generó incrementos tan acentuados aunque se notó un sensible incremento en las tarifas de Benidorm con un 2% hasta los 86 euros gracias a la gran demanda con la que cuenta la región en Reino Unido, mientras que otras zonas como Alicante vieron caer sus precios en un 4% tras la celebración de grandes eventos como la Volvo Ocean Race celebrada en 2011.

Comments