La ceheginera Ana Carrasco debuta en Moto3

0
78

Ana Carrasco aterriza en la categoría de Moto3 como única mujer en 2013

Ana Carrasco en su debut en Qatar
Ana Carrasco en su debut en Qatar

Antes de empezar a rodar este viernes, Ana Carrasco acudió a la clínica móvil del circuito. Le salió una llaga en el labio producto del estrés por un primer día mundialista en el que la moto se le rompió y apenas pudo rodar. Los nervios del debut la están atenazando, pero ya dejó claro en el CEV, dónde ya puntuó, que merece esta oportunidad.

Su padre, Alfonso, fue mecánico de José David de Gea, multicampeón de España y que también llegó al Mundial. “Aún no tenían hijos y yo era como uno para ellos. Me ayudaron en todo. Era más que mi mecánico, un gran amigo”, recuerda el ex piloto. Carrasco se interesó por las motos y tocó hacer de profesor. “Cuando era pequeña David me daba muchos consejos porque tenía mucho que aprender. Ahora él tiene su trabajo y yo el mío y es muy difícil coincidir”, evoca la adolescente. “Claro que la animé a que se dedicara a esto. Tiene potencial. Estoy deseando verla correr”, rememora De Gea, actual director deportivo de Avintia Racing.

Los 16, recién cumplidos

La piloto ya dejó los 15 años, la niña bonita. A los 16, no duda de que este es su lugar. Quiere ser la primera española en puntuar. Es sólo el debut, pero quiere llegar alto esta temporada. “Desde pequeña he estado moviéndome en los circuitos y es lo que más me gusta. Que toca aprender es lo que siempre se dice, pero aunque sea así, yo, y creo que todos, lo que quiero es hacerlo lo mejor posible. Puedes aprender siendo el 20, pero cuanto más delante, más se aprende”, se anima.

Carrasco cursa 4º de la ESO. Es ambiciosa con el motociclismo, pero también realista. Muchos estudian al llegar y, después se olvidan de los libros. Ella promete que no será su caso. “En mi clase ya lo ven como algo normal. Siempre he ido con los mismos compañeros y ahora sigue siendo lo mismo. Cuando vuelvo siempre tengo a dos o tres que me pasan apuntes. Quiero seguir estudiando mientras pueda. No sé qué quiero estudiar, pero sí sé que algo importante. Las motos no van a durar para siempre. Hay que tener algo para cuando esto termine. Es muy difícil, pero yo lo voy a intentar. Aunque tenga que parar algún año, luego seguiré”, asegura con determinación.

Por ahora, aún está situándose y detectando que está con los mejores. Toca coger el relevo de Elena Rosell y abrir el camino a otras féminas. “Lo que más me llama la atención es que aquí todos los pilotos son muy buenos. Intentaré estar a la altura de ellos”, afirma. Todo llegará.

Comments