Caravaca de la Cruz celebra sus fiestas patronales de Interés Turístico Internacional

1
187

Del 1 al 5 de mayo miles de personas se reúnen en Caravaca para presenciar los actos de las fiestas de Moros, Cristianos y Caballos del Vino

Los Caballos del Vino son candidatos a ser declarados Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO

30.04.13. La ciudad de Caravaca de la Cruz inicia la celebración de las fiestas de Moros, Cristianos y Caballos del Vino en honor a la Santísima y Vera Cruz. Se espera que, del 1 al 5 de mayo, miles de personas se den cita en esta ciudad del Noroeste de la Región de Murcia para presenciar unos festejos catalogados de Interés Turístico Internacional.

Las fiestas adquieren este año un carácter especial, ya que los Caballos del Vino, que se festejan durante la mañana del 2 de mayo, son candidatos a ser declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Las fiestas de Caravaca encuentran su origen en la Edad Media, cuando la localidad murciana era tierra fronteriza con el Reino Nazarí de Granada. La existencia de los Caballos del Vino está documentalmente probada desde hace tres siglos, confluyendo en este festejo una serie de elementos sociales, culturales, históricos, religiosos y tradicionales que superan el simple evento festivo y lo convierten en una manifestación antropológica reconocida como única en el mundo. A lo largo de su historia, el festejo ha sabido adaptarse a las circunstancias, manteniendo toda su pureza e integridad. La fiesta se ha transmitido de generación en generación sin normas escritas.

Cientos de miles de visitantes se reúnen en Caravaca de la Cruz para vivir en directo la mítica carrera de los Caballos del Vino en la mañana del 2 de mayo. Cuatro mozos recorren en pocos segundos, asidos al caballo, una distancia de 80 metros hasta alcanzar la explanada del Castillo, rememorando así el momento en que los templarios rompieron el cerco moro introduciendo en el recinto unos pellejos de vino para sanar a los enfermos prisioneros.

Actos

La ofrenda floral que los caravaqueños realizan en la mañana del día 1 de mayo a la Patrona, se iniciará a las 11.00 horas con la concentración en la Glorieta y un posterior pasacalles. A las 16.00 horas, las 60 peñas caballistas que participan en el concurso de “Caballo a Pelo” se reunirán en la plaza Elíptica para iniciar un pasacalles que culminará en la popular plaza del Hoyo. Será allí donde compitan en belleza y porte del animal. Desde primeras horas de la tarde permanecerán abiertas las puertas de las exposiciones de los enjaezamientos, desvelando el secreto mejor guardado por las peñas caballistas durante todo un año. Este año, una buena parte de las peñas caballistas expondrán sus “ropas” en la calle Mayor, tanto en la antigua iglesia de la Compañía como en bajos comerciales ubicados a lo largo de la calle.

Muy temprano, el 2 de mayo el sonido de los cohetes y cascabeles anunciará la fiesta de los Caballos del Vino. Los caballistas despertarán de madrugada para enjaezar a su caballo, y ya con los corceles en la calle, a las 09.00 horas se celebrará la tradicional Misa de Aparición de la Santísima y Vera Cruz en el bañadero. Después, las peñas caballistas protagonizarán pasacalles por las principales calles de la ciudad.

El momento ansiado por los caballistas llegará a las 14.00 horas, con el inicio de la mítica carrera de los Caballos del Vino en la Cuesta del Castillo. En ese mismo instante, en el interior de la Basílica, tendrá lugar el ritual de la Bendición del Vino y las Flores. El festejo único y pasional de los Caballos del Vino volverá a reproducirse fiel a la historia. Un año más, los cuatro mozos agarrados a su caballo competirán por ser los más veloces en una carrera llena de emoción y nervios contenidos. En el caso de que alguno de los cuatro caballistas suelte el ramal o caiga al suelo, la carrera es declarada nula, lo que produce un sentimiento de decepción e impotencia entre los componentes de la peña.

Por la tarde, Moros y Cristianos harán su primera salida para acompañar a la Patrona desde su Basílica hasta la parroquia de El Salvador. La fiesta continuará con la misma pasión el día de la patrona, el 3 de mayo, con el Desfile Infantil y la Solemne Procesión del Baño y el simulacro de combate entre los bandos Moro y Cristiano. El Baño de la Cruz es el rito ancestral, cuyo origen se remonta a la Edad Media, que dio origen a las fiestas patronales de Caravaca.

El día 4 los moros y cristianos tomarán la Gran Vía, arteria principal de la ciudad repleta de tribunas, para protagonizar la Gran Parada Desfile.

Fiestas de Interés Turístico Internacional

El 9 de noviembre de 2004, las fiestas en honor a la Santísima y Vera Cruz recibieron el título honorífico de fiestas de ‘Interés Turístico Internacional’. Con este reconocimiento oficial, el primero de este rango que se obtiene en la Región de Murcia, las fiestas de Caravaca de la Cruz entran a formar parte de un selecto grupo de localidades españolas reconocidas con esta distinción.

Candidatura a Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Los Caballos del Vino fueron designados por el Consejo de Patrimonio Histórico del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes como candidatos a ser inscritos en la Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad. El origen de los Caballos del Vino está vinculado a la ceremonia del baño de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca en vino, ritual igualmente único en el mundo cristiano. Se desconoce cuando entraron a formar parte de las ceremonias de la Vera Cruz; los primeros textos proceden de principios del siglo XVIII, en ellos se menciona su antigüedad pero sin precisar cronología alguna.

Se trata de una manifestación antropológica única en el mundo, mantenida a lo largo de los siglos con pequeñas variaciones que no alteran su esencia y fundamento. Su carácter popular debe de preservarse con la mayor integridad posible, evitando con ello cualquier desvirtuación o transformación que pudiera afectarle.

Comments