La Cruz regresa a la Basílica y la ciudad dice adiós a las Fiestas

0
61

Con la Procesión Final y las posterior bendición de los campos se dan por concluidas las Fiestas de Mayo

 

[wzslider autoplay=”true”]
Christian Torrecilla. El último día de las Fiestas es el día de regreso de la Cruz a la Basílica Santuario, donde debe reposar hasta las próximas celebraciones, para ascender al castillo, la Sagrada Reliquia, acompañada de Santa Elena, de las autoridades de la ciudad y de cientos de hermanos cofrades, parte en procesión desde la Iglesia del Salvador, pasando por la Calle Mayor y por la Gran Vía, hasta cruzar el arco del Consistorio y alcanzar las murallas de piedra de la fortaleza de la ciudad. Una vez allí, tiene lugar el rito con el que la Cruz se despide, elevándose al cielo cuatro veces en cada uno de los puntos cardinales, la bendición de los campos, con la esperanza de proporcionar a la tierra y a sus gentes un año próspero y provechoso.

Una vez terminadas las Fiestas, y aunque es pronto para hacer un balance general, cabe destacar la presencia caravaqueña en medios de comunicación y redes sociales, especialmente de los Caballos del Vino. A nivel ciudadano la gente se vuelca con sus fiestas, lo que conduce a una celebración pasional y totalmente auténtica. En cuanto a organización, la experiencia es un grado, y año tras año, la eficacia con la que se programa y produce convierte a esta celebración en un referente a nivel nacional.

Comments