Murcia plantea reducir entre un 40 y 45% las pagas extras de personal laboral y funcionarios

0
150
El presidente de Murcia Ramon L. Valcárcel
El presidente de Murcia Ramon L. Valcárcel

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de Murcia, Juan Bernal, ha planteado este miércoles, en su reunión con los sindicatos, reducir entre un 40 y un 45% las pagas extra de diciembre de este año y julio de 2014 al personal laboral y funcionarios de la Comunidad.

Así lo ha adelantado el secretario general de UGT en Murcia, Antonio Jiménez, quien considera que las medidas que ha propuesto el Ejecutivo murciano en el marco de su plan de ajuste “son más de lo mismo, de recorte social y laboral”.

De aplicar la reducción de estas pagas extras supondría un ahorro estimado de 80 millones, según ha puntualizado Jiménez, que precisa que sería de 40 millones cada paga.

El Gobierno regional también prevé lograr un ahorro de 50 millones de euros con medidas fiscales, como la subida del tramo autonómico del IRPF a las rentas más altas; también prevé obtener 30 millones de euros de la venta de inmuebles de titularidad pública; y planea retener 35 millones de euros bloqueando partidas ya presupuestadas en 2013, todavía por especificar.

Jiménez, quien considera que las medidas que ha propuesto el Ejecutivo murciano en el marco de su plan de ajuste “son más de lo mismo, de recorte social y laboral y no de ahorro”, ha criticado que este plan “lo vende como una medida de ahorro de 200 millones pero son medidas que al final, el conjunto de los ciudadanos, a través de una pérdida en la calidad de los servicios públicos y condiciones salariales, la van a pagar”.

Estas medidas, a juicio de Jiménez, “retroalimentan la situación de crisis y no van a permitir salir de esta situación”. En el fondo, continua, “significan nuevos sacrificios ya inasumible por parte de la sociedad murciana que está viendo cómo se malgasta el dinero en proyectos que no tienen ninguna eficacia o que están en el cajón de los olvidos”.

Como ejemplo, el secretario general de UGT en Murcia ha citado el proyecto del aeropuerto de Corvera, “que le costará centenas de millones de euros a los murcianos cuando, por otra parte, la Consejería nos pide un esfuerzo de 200 millones”. No obstante, considera que hay algunas otras medidas con las que pudieran estar “cercanos”, como “incrementar la presión fiscal a las rentas altas en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) e incrementar la presión fiscal en el Impuesto sobre el Patrimonio”. Pero, ha dicho, “no podemos estar de acuerdo con todas aquellas medidas que provocan deterioro de los servicios públicos que, afectando a la sanidad o dependencia, tienen una repercusión directamente desfavorable sobre el conjunto de los ciudadanos y sobre las clases más desprotegidas”.

Y es que, advierte, “no es posible tener centenares de familias sin ningún tipo de protección social, incluso familias que tienen menores a su cargo, sin ningún tipo de ingresos y, sin embargo, gastar dinero en cosas ineficaces”. “No tiene sentido en una situación de dramatismo como la que estamos viviendo en estos momentos”, ha sentenciado Jiménez.

Bueno, por su parte, critica que el Plan le parece de nuevo “tremendamente desequilibrado, porque las medidas se siguen basando fundamentalmente en el recorte de gasto, cuando el problema de la Comunidad no es de gasto público, sino de ingresos derivados de la inactividad económica”. A su juicio, lo que necesita la Región es “un plan de estímulo de actividad económica, que ni está ni se le espera, desgraciadamente”.

Con lo cual, teme que este paquete de medidas, en vez de conseguir cumplir el objetivo de déficit, “siga poniendo en dificultad ese compromiso”. Sobre posibles movilizaciones, Jiménez ha afirmado que esperarán a que la Comunidad elabore un documento “para poder plantear alternativas y observaciones”. “En tres semanas tendría que estar aprobado el Plan de Reequilibrio por el Gobierno regional”, ha finalizado.

 

Medidas fiscales

Bueno ha explicado que hay un paquete de medidas fiscales que, fundamentalmente, afecta al IRPF en las rentas más altas. En concreto, se subirá el tramo autonómico del IRPF a las rentas superiores a 120.000 euros, pero Bernal “no ha precisado el tanto por ciento a aplicar”. Igualmente, el vicepresidente propone elevar al ocho por ciento el impuesto de transmisiones patrimoniales, es decir, el de compraventa de viviendas entre particulares, que estaba hasta ahora en el siete por ciento.

Bueno recuerda que este impuesto estaba en el siete por ciento, equilibrado con el IVA, pero cuando el IVA aumentó, el Gobierno central decidió mantener el impuesto de transmisiones patrimoniales en el 7%. Ahora han decidido equilibrar de nuevo ambos impuestos. Asimismo, Bernal ha indicado que prevé eliminar algunas exenciones que actualmente existen al impuesto de Sucesiones y al impuesto de Patrimonio.

Bueno recuerda que estas exenciones existen desde el año 2002 ó 2003, y que los sindicatos criticaron en su momento, porque “suponían un debilitamiento del erario público”. Los sindicatos pidieron que se recuperaran y ahora, finalmente celebran la decisión, con la que el Gobierno regional prevé lograr un ahorro de 50 millones de euros, aunque no ha dado un detalle preciso y desglosado.

 

Venta de inmuebles y eliminación de entes

Asimismo, ha explicado que hay otro paquete de medidas que venían recogidas en anteriores planes de reequilibrio, como la reducción de organismos públicos y la venta de algunos inmuebles que todavía no se han podido vender, con el fin de generar más ingresos.

Los sindicatos han hecho notar a Bernal que fue el Gobierno regional el que se empeñó en un determinado momento en “constituir muchos organismos públicos bajo el criterio de que eso provocaba mayor eficacia y eficiencia económica en la gestión del dinero público”, pero “parece ser que no es así y los hechos nos dan la razón”, remarca.

De todas formas, Bueno señala que estas medidas de reducción de organismo públicos “tienen un impacto muy pequeño de ahorro económico real en el erario público”, que se sitúa en torno a 2,5 y 3 millones de euros.

Bueno ha precisado que el mayor bloque de recortes se produce en el capítulo de gastos y en el vinculado al salario de los empleados públicos de la Comunidad, con el planteamiento de la eliminación de un complemento autonómico de la paga extraordinaria en diciembre de 2013 y en junio de 2014. Esto supondría una reducción aproximada del 40 por ciento del global de cada una de las pagas extra, y afectará a todo el personal de la Comunidad Autónoma.

El objetivo del gobierno regional es ahorrar 80 millones de euros, y calcula que supondrá una pérdida de poder adquisitivo del cinco por ciento para cada trabajador. El Gobierno regional tampoco ha precisado cuáles son los inmuebles que pretende amortizar. Bueno ha afirmado que, al parecer, los puntos de amarre que se habían incluido en anteriores planes de reequilibrio ya no se van a incluir, porque llevan tres años “y no han logrado vender ni uno”.

El secretario general de CCOO cree que el resto de inmuebles que se incluyen en el paquete “son los mismos que ya habían identificado, y con un impacto máximo de 30 millones de euros de ingresos que prevén obtener por esta vía”.

Por último, el vicepresidente ha planteado el bloqueo de partidas que actualmente figuran en los presupuestos de la Comunidad para 2013 por importe de unos 35 millones de euros. Bernal tampoco ha detallado qué medidas serían las incluidas.

 

 

Comments