Murcia destina 15 millones a oferta formativa para jóvenes y parados de larga duración

0
100

Constantino Sotoca destaca que el 60 por ciento de los desempleados que participan en cursos de formación encuentran un empleo

 

Habrá una oferta específica en idiomas que facilitará la posibilidad de certificar el nivel adquirido de acuerdo al Marco Común Europeo

El consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca, presentó hoy la nueva oferta formativa, dirigida prioritariamente a desempleados, a la que destinarán más de 15 millones de euros y de la que se beneficiarán unos 5.000 alumnos de la Región de Murcia.

Sotoca destacó que la nueva oferta, que aglutina unas 350 acciones formativas, “ha sido adaptada plenamente a las necesidades reales de nuestro tejido productivo y procurará mejorar las posibilidades de inserción laboral de los desempleados, especialmente de los colectivos de difícil inserción, como los jóvenes con baja cualificación y los parados de larga duración”.

Para su diseño, la Consejería ha tenido en cuenta diversos estudios e informes que le han permitido detectar de primera mano las necesidades formativas y ocupacionales. El consejero subrayó los resultados de un estudio realizado sobre 650 empresas, y a través del cual “hemos podido conocer las ocupaciones que no cuentan con trabajadores con la formación adecuada, las ocupaciones para las que se prevén mayores niveles de contratación así como las competencias profesionales que requieren los empresarios en sus procesos productivos”.

Fruto de toda esta información “surge la nueva oferta formativa, que suma más de 150.000 horas de formación y contiene 183 especialidades diferentes”. Sotoca explicó que “se ha dado prioridad a aquellos sectores productivos con mayor presencia en nuestra Región y en los que se vislumbra una mayor demanda de profesionales”.

Sectores

En concreto, el 55 por ciento de la oferta planificada se concentra en los sectores de la hostelería y el turismo, comercio y marketing, transporte y mantenimiento de vehículos, fabricación mecánica, agraria, industrias alimentarias o administración y gestión.

Una de las principales novedades de la oferta son los tres millones de euros que la Consejería destinará para poner en marcha un paquete de acciones formativas específicas para jóvenes sin cualificación y parados de larga duración. El objetivo, en el caso de los jóvenes sin cualificación “es dotarles de una formación profesional inicial con la que puedan acercarse al mercado laboral” a través de especialidades como auxiliar de servicios administrativos, mantenimiento de vehículos, operarios de almacén, o de grabaciones y tratamiento de datos y documentación.

Por su parte, el objetivo de la formación dirigida a parados de larga duración es promover su reciclaje en aquellos sectores que presentan una mayor demanda de trabajo como la hostelería y el turismo o el sector agrario. Así, se propondrán diversas especialidades relacionadas con los servicios de restaurante y bar, de alojamiento rural, fruticultura, ganadería ecológica o el manejo de maquinaria agrícola.

En total, se programará un total de 70 acciones formativas de las que se beneficiarán mil desempleados jóvenes sin cualificación y parados de larga duración. Además, se mantienen otros programas formativos específicos dirigidos a personas con discapacidad, o desempleados en riesgo de exclusión social al que destinarán casi 400.000 euros.

El consejero destacó como otra de las “novedades importantes” de este año, el aumento significativo de las oferta vinculada a certificados de profesionalidad, ya que “el 85 por ciento de todas las acciones formativas que se van a desarrollar supondrán la obtención directa de un certificado de profesionalidad”.

Asimismo, la Consejería continuará con el refuerzo de la formación en idiomas, con unas 50 acciones formativas que mejorarán los conocimientos y las competencias lingüísticas de unos 750 desempleados tanto en inglés, como en francés y alemán, que “son los idiomas que se revelan como más significativos en los procesos de búsqueda de empleo”, subrayó Sotoca.

Habrá cursos puramente bilingües, relacionados principalmente con el sector de la hostelería y el turismo, o comercio y marketing, así como cursos dirigidos a mejorar el manejo del idioma en relación a determinados ámbitos profesionales como atención al público, o gestión de transporte.

Los más novedosos son los cursos vinculados a los niveles del Marco Común Europeo de Referencia, que ofrecerán la posibilidad a los desempleados de certificarse de acuerdo a este marco. En concreto, se van a programas cursos de inglés y alemán profesional en los niveles A2, B1, y B2.

Incremento de prácticas profesionales no laborales

Asimismo, el titular de empleo subrayó que se han incrementado las acciones formativas vinculadas a compromiso de prácticas profesionales no laborales, con las que “pretendemos que los alumnos se acerquen al tejido productivo y pongan en práctica los conocimiento adquiridos durante su formación”. En este sentido, aseguró que “el 85 por ciento de los desempleados que participen en la nueva oferta formativa harán prácticas profesionales no laborales”.

 

 

 

Para Sotoca, “la formación es la mejor política de empleo”, y así lo ponen de manifiesto los datos de inserción laboral de los desempleados que participan en acciones formativas. En este sentido, aseguró que “casi el 60 por ciento de los desempleados que el año pasado participaron en alguno de los cursos programados por la Consejería, encontraron un puesto de trabajo.

Comments