Valcárcel defiende la inocencia del Alcalde de Caravaca

0
99

Presidente de Murcia dice que la imputación del alcalde de Caravaca es “meramente formal”

El presidente del Gobierno murciano, Ramón Luis Valcárcel, ha defendido que la imputación del alcalde de Caravaca de la Cruz, Domingo Aranda, por un supuesto delito de tráfico de influencias “es meramente formal”, aunque ha remarcado que el PP regional ha requerido toda la información al primer edil y, a partir de ahí, ha anunciado que se tomará la decisión “que haya que tomar”.

Valcárcel ha respondido de esta manera al ser preguntado en rueda de prensa por la operación llevada a cabo este martes por el Grupo de Delitos Urbanísticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que implicó un registro en el Ayuntamiento de Caravaca y en otros seis lugares, entre ellos la Consejería de Obras Públicas.

Cabe recordar que el alcalde del municipio ha sido imputado en el marco de estas actuaciones por un presunto delito de tráfico de influencias en relación a la promoción urbanística de El Roblecillo.

En este sentido, Valcárcel ha remarcado que la investigación está relacionada con los casos ‘Biblioteca’ y ‘Líber’, que investigan presuntas tramas de corrupción urbanística en Librilla y Aledo, respectivamente. Al parecer, señala que “hay una conexión con el Ayuntamiento de Caravaca”.

En concreto, “parece ser” que lo que se pretende investigar es “si había o no disponibilidad de recursos hídricos para una inversión urbanística” en El Roblecillo, en el término municipal de Caravaca de la Cruz, añade.

De todas formas, el presidente murciano explica que “se ha oído decir” al alcalde de Caravaca que la imputación “es meramente formal”, que no contiene “ningún tipo de imputación a partir de unos indicios cerrados”, sino que “parece que es un mero aspecto formal” que, de alguna manera, “da soporte a un registro”.

Al ser preguntado por las posibles medidas que pueda adoptar el PP regional a este respecto, Valcárcel ha señalado que lo que el partido ha hecho, “como siempre hace”, es pedir la información al alcalde, que es “quien ha estado presente en ese registro” y quien “ha tenido que oir más de lo que hayamos oído nosotros”. El objetivo es que el alcalde “nos cuente exactamente de qué va esto”.

Aclara que un imputado “es un señor sobre el que se tiene sospechas” y sobre el que se quiere investigar. Por tanto, le imputan para que, mediante la investigación, el imputado “pueda disponer de un abogado, tenga una cierta defensión y no esté al margen de los investigado”.

En cualquier caso, el presidente regional subraya que, en este caso, no hay “ningún tipo de imputación por cohecho”. Y es que el PP tiene establecido que, cuando a un imputado se le señala con indicios “muy sólidos” sobre un cohecho no hace falta “reunir directivos ni cosas por el estilo”, sino que, automáticamente, esa persona “queda apartada de una manera cautelar en su militancia del PP”.

“Se trata de algo que, por cierto, no hacen otras formaciones políticas, que se apuntan al bombardero cuando la sbombas caen del otro lado. Cuando caen en su terreno desaparecen, mientras que en el PP no desaparecemos nunca”, ha asegurado el presidente murciano.

En este caso, remarca que la imputación “tiene los indicios que tiene”, y se sustenta “en bases de aspecto formal”. Además, la imputación “habla de un supuesto tráfico de influencias, nunca de cohecho”, por lo que lo que hace el PP “es lo que siempre ha hecho en estos casos: queremos información y saber hasta donde se pueda saber”.

SECRETO DE SUMARIO

Valcárcel ha asegurado que “no sabe mucho más” de lo que saben los medios de comunicación e, incluso, “probablemente” sabe “menos” a este respecto, porque se trata de un asunto “bajo secreto de sumario”, y “es muy difícil que alguien sepa lo que es secreto”.

De todas formas, ha puntualizado que esto no es imposible porque, hasta las cosas que están bajo secreto de sumario, él las lee “en los periódicos”, las oye “en las emisoras”, y las ve “en las televisiones”. Por lo tanto, ha considerado que “menos mal que está bajo secreto de sumario”.

“Si es secreto, nadie lo debería de saber, pero lo sabemos porque se cuentan: siempre hay alguien que suele contar estas cosas, obviamente porque siempre hay que cuenta a quienes cuentan”, ha señalado en referencia a quienes desvelan esta información a los medios de comunicación.

Valcárcel ha afirmado a este respecto que no será él “quien mate a mensajeros”, algo que “nunca” ha hecho, pero lamenta que “hay quien cuenta cosas bajo secreto de sumario, y pese a ello”. De lo contrario, los medios “no podrían contarlo”.

Comments