Mula es una de las tres zonas de la Región de Murcia donde se cultiva pistacho

0
158

Agricultura impulsa el cultivo del pistacho en las zonas del interior de la Región

El director general Ángel García Lidón destaca que “la Región de Murcia está situada en una de las zonas de Europa donde se puede producir este fruto seco con la etiqueta de ecológico”

La Consejería de Agricultura y Agua pretende impulsar el cultivo del pistacho en las zonas del interior de la Región. Para ello celebró recientemente en el Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias (CIFEA) de Molina de Segura una Jornada técnica para dar a conocer las posibilidades de este cultivo y evaluar su adaptación a los suelos y a las condiciones climáticas de la Región de Murcia.

Se abordaron aspectos como las producciones en secano y con riego de apoyo, la gestión del cultivo y la demanda del pistacho ecológico y convencional de origen español en el mercado nacional e internacional. El encuentro fue acogido con gran interés por los numerosos técnicos, agricultores y profesionales del sector agrícola asistentes, dada la gran demanda actual que existe de este fruto seco.

En la actualidad, la Unión Europea importa aproximadamente unas 130.000 toneladas de pistachos, de las que unas 14.000 toneladas vienen a España. En Europa sólo existen en producción unas 15.000 hectáreas, la mayor parte en Grecia e Italia. En la Región de Murcia sólo se cultivan actualmente 36 hectáreas en Yecla, una en Mula y una en Jumilla.

Según el director general de Industria Agroalimentaria y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, “la Región de Murcia está situada en una de las zonas de Europa donde se puede producir este fruto seco con la etiqueta de ecológico, con lo que su comercialización estaría garantizada en numerosos países de la Unión Europea donde este tipo de productos se encuentran en alza y donde se podría multiplicar su precio de mercado”.

En la Jornada se puso de manifiesto que la adaptación del pistacho a la Región de Murcia sería similar a la de cultivos tradicionales como la vid y el olivo. La presencia en nuestros montes de uno de los principales portainjertos del pistachero, como es el llamado terebinto o cornicabra (Pistacia terebinthus) hace que se pueda pensar en una buena adaptación de este cultivo.

Los pistachos necesitan mucho calor durante el verano para obtener una óptima madurez. Los agricultores disponen de media docena de variedades con características diferentes para ser elegidas en función de la zona geográfica y la disponibilidad o no de agua.

Se pueden obtener producciones en los secanos. No obstante, con un mínimo de riego de apoyo, además de mejorar la producción se aumentaría considerablemente la calidad de los frutos.

Menos grasas y calorías

Entre todos los frutos secos, el pistacho es el que posee menos grasas y calorías, y más cantidad de proteínas, hierro y vitamina A. No tiene colesterol y sí un elevado contenido en fibra.

Su consumo, además de fruto seco, podría extenderse a industrias como la de helados, confitería, cosmética, cárnicas e incluso alimentación en general, ya que se asocia muy bien a ensaladas, carnes y pescados.

Comments