Según las Cabañuelas viene un año tormentoso

3 septiembre, 2013 9:440 ComentariosViews: 24668


Llega un cambio de ciclo en lo que a la situación meteorológica se refiere. Así lo auguran las cabañuelas para el año hidrológico 2013/2014. El experto de Quesada AlfonsoCuenca prevé un periodo de menos lluvias pero de fenómenos tormentosos. Lo que sí descarta son episodios de agua tan abundantes como los vividos los pasados otoño e invierno.

El mes de agosto se destina, desde tiempos inmemoriales, para la observación de los signos en el cielo, en los animales y en la naturaleza en general.Este es un método unas veces eficaz, otras no, para avanzar cómo será el siguiente año hidrológico. Las cabañuelas, primero, y las “retornas”, después, aportan a los expertos una serie de datos con los que configuran un “calendario” sobre los fenómenos meteorológicos de los doce meses siguientes. Este año el cabañuelista Alfonso Cuenca augura aguaceros, pero no por ello la intensidad de precipitaciones experimentadas durante el otoño e invierno pasados.
De esta manera, según las observaciones de este quesadeño, los jiennenses se enfrentan a un año complicado desde el punto de vista hidrológico. Las precipitaciones serán medias e, incluso, deficitarias. Es más, estima que ronden los trescientos o cuatrocientos litros por metro cuadrado. De esta forma, tormentas y aguaceros serán la nota predominante.
De acuerdo con la interpretación realizada desde el “portal” meteorológico Nutesca, el otoño se prevé escaso de lluvias, con precipitaciones que volverán en las segundas quincenas de mes.Sin embargo sí se contempla que el agua torne a acompañar a los vecinos de la capital durante las fiestas de San Lucas —véase el cuadro adjunto—. Se entiende, pues, que la próxima estación del año no será del todo seca, pero sí que tardarán en llegar las precipitaciones, sobre todo por los frentes atlánticos, que se encontrarán las altas presiones de las Azores.
Con respecto al invierno, las cabañuelas para la campaña 2013/2014 auguran que el frío se demorará y que las primeras semanas se asemejarán más al otoño. Las lluvias serán escasas durante esos meses, y de ahí se dará paso a una primavera cálida en sus principios. Acompañarán a la estación chubascos débiles y dispersos, frase que acuña tiempo de poca agua pero de mucha nubosidad. Comenzará el mes de abril, el más esperado por miles de jiennenses por la llegada de la Semana Santa. Según las observaciones de Alfonso Cuenca, será proclive a que se produzcan lluvias, sobre todo en la segunda quincena.

 

Comments

Comentar

Debes estar validado para poder comentar