La etiqueta Europea ejerce una influencia cada vez mayor en la toma de decisiones sobre la compra de neumáticos

0
118

Los expertos del sector advierten: “La etiqueta del neumático constituye un buen punto de partida para los consumidores, pero no ofrece una visión global de las prestaciones del neumático”

Madrid, 16 de octubre de 2013.- Los datos presentados ayer en una mesa redonda celebrada en Bruselas, revelan que la etiqueta europea del neumático ha influido en más de dos de cada tres consumidores que compraron neumáticos en 2013.

Según el estudio llevado a cabo por IPSOS MarketQuest para Goodyear Dunlop[1]en seis mercados europeos, el 71% de los compradores de neumáticos que conocían la etiqueta, antes de realizar su compra, tuvieron en cuenta las calificaciones en los tres parámetros que contempla. Los datos también pusieron de manifiesto que más de la mitad (54%) de los distribuidores de neumáticos europeos utilizan la etiqueta a la hora de vender neumáticos, ya que la consideran una herramienta útil.

La etiqueta del neumático también ejerce una influencia cada vez mayor sobre las decisiones de compra de las flotas europeas de vehículos comerciales. Los resultados de la encuesta realizada por MV2 Conseil para Goodyear Dunlop[2], en la que participaron alrededor de 500 flotas de Francia, Alemania, Italia, Polonia y España, pusieron de manifiesto la importancia del etiquetado; algo más de la mitad de las flotas (54%) afirmó que la etiqueta influye en su elección de neumáticos y dos tercios (66%) consideran que la eficiencia de combustible es el parámetro más importante de la etiqueta.

Goodyear Dunlop organizó una mesa redonda con el fin de reunir a los principales agentes y expertos del sector en un debate sobre la evolución de la etiqueta, ahora que se acerca el primer aniversario de la implantación de la norma. La etiqueta europea del neumático, obligatoria para todos los neumáticos vendidos en Europa, clasifica los neumáticos de turismo y camión de acuerdo a tres factores: resistencia a la rodadura, agarre sobre mojado y ruido externo. La legislación entró en vigor en noviembre de 2012.

En su intervención durante el evento, Arthur de Bok, Presidente de Goodyear EMEA, presentó los primeros datos estadísticos significativos sobre la influencia de la etiqueta al tiempo que subrayó sus limitaciones.

De Bok declaró: “Resulta alentador ver que tantos consumidores y compradores de neumáticos profesionales utilizan la etiqueta europea como punto de referencia a la hora de realizar sus compras. La etiqueta europea del neumático, con la información que ofrece en torno a tres parámetros, hace que el público sea más consciente del importante papel que los neumáticos desempeñan en el rendimiento de un vehículo”.

“Estamos obteniendo unos resultados excelentes con la etiqueta del neumático y tenemos unas calificaciones magníficas pero, aunque la etiqueta es un buen punto de partida, hay muchos otros factores que son importantes y se deben tener en cuenta a la hora de comprar neumáticos. Por ejemplo, incluso los mejores neumáticos de invierno obtienen calificaciones relativamente bajas en la etiqueta del neumático, ya que están diseñados para resultar efectivos a bajas temperaturas o sobre nieve y hielo. Por el contrario, Goodyear, como fabricante de neumáticos de primera línea, analiza más de 50 parámetros para desarrollar sus neumáticos, no sólo los tres que aparecen en la etiqueta” dijo de Bok.

Michael Staude, Director General de neumáticos y ruedas de la empresa independiente de certificación TÜV SÜD Automotive, hizo énfasis en la necesidad de que los Estados Miembros de la UE cuenten con métodos locales de cumplimiento que resulten efectivos. “A largo plazo, la legislación sólo tendrá éxito y resultará creíble a ojos de los consumidores y distribuidores si todos los neumáticos vendidos e importados a la Unión Europea cumplen escrupulosamente con la legislación” declaró.

Malcolm Harbour, Miembro del Parlamento Europeo y Presidente de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, quien desempeñó un papel fundamental en la adopción de la legislación sobre etiquetado del neumático, incidió en la importancia de la etiqueta para la mejora tanto de la seguridad de los conductores como de la protección del medio ambiente: “La etiqueta europea del neumático se implantó como un gran paquete de medidas relativas a seguridad y medio ambiente para turismos y vehículos comerciales de toda Europa. Los neumáticos son uno de los productos más difíciles de comprar para los consumidores, por lo que necesitan disponer de una información mucho más clara e imparcial. A los consumidores sólo se les puede ofrecer cierta cantidad de información para no sobrecargarlos, por eso nos centramos en parámetros precisos que les permiten tomar una decisión informada.”

“Estoy satisfecho del éxito que ha cosechado la legislación hasta este momento pero, desde el punto de vista del legislador, necesitamos más tiempo para comprender plenamente los beneficios ambientales y en materia de seguridad que trae consigo la etiqueta. La legislación se reevaluará en 2016” declaró Harbour.

El estudio de Goodyear Dunlop demuestra que, para los conductores de turismos, el agarre sobre mojado es el parámetro más importante y un 52% lo considera uno de los tres principales aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar neumáticos. La eficiencia de combustible, que va unida a una mejor resistencia a la rodadura, figuraba entre las necesidades del 47% de los consumidores, mientras que el ruido exterior estaba presente en las del 41%.

Entre los asistentes que intervinieron en la mesa redonda estaba el Vicepresidente para Asuntos Ambientales y Europeos de Electrolux, Viktor Sundberg, que compartió su experiencia en relación al sistema de etiquetado en el sector de los grandes electrodomésticos; Luca Pascotto, Director de Movilidad de la FIA, que insistió en la importancia de la seguridad vial y Goran Zubanovic, que dirige las redes de distribución europeas de Goodyear Dunlop Premio y Vulco, ofreció la perspectiva del distribuidor de neumáticos.

 

Comments