El proyecto Segura Riverlink permitirá recuperar 54 km de río para la fauna y la flora autóctona

0
63
 El Alcalde de Calasparra, Jesús Navarro, junto con los técnicos de la Comunidad Autónoma y del CHS en la presentación.
El Alcalde de Calasparra, Jesús Navarro, junto con los técnicos de la Comunidad Autónoma y del CHS en la presentación

La Confederación Hidrográfica del Segura presentaba anoche en Calasparra el proyecto Segura Riverlink, un proyecto integral de recuperación del río Segura a lo largo de 54 km., desde Cañaverosa hasta Abarán, que permitirá compatibilizar los usos actuales con la recuperación de la conectividad, permitiendo el paso y la migración de los peces.

Precisamente, uno de los principales objetivos del proyecto es la recuperación de la continuidad longitudinal del río, para lo que se demolerán aquellos azudes en desuso y se construirán pasos específicos para peces. Con esta actuación se pretende la recuperación de la flora y la fauna autóctona, como es el caso del barbo gitano.

Junto a esto, otro objetivo será la restauración de márgenes fluviales. Se persigue con ello que el río recupere su aspecto antes de ser colonizado por especies invasivas y dañinas.

A diferencia de otros proyectos, Segura Riverlink incluye la participación de la sociedad, de los agentes implicados en la gestión y aprovechamiento del río, así como de los propietarios próximos al cauce mediante la creación de una Red de Custodia del Territorio. Se trata de un acuerdo voluntario suscrito entre el propietario del terreno y una entidad de custodia, que puede ser una ONG o una Administración, para el desarrollo de acciones de conservación.

El proyecto Segura Riverlink, cuenta con un presupuesto de 3.424.250 euros, financiados por la Unión Europea bajo el programa Life+ y tendrá una duración de 4 años. Además de la Comisaría de Aguas de la CHS, en el proyecto también participan como socios beneficiarios, la Subdirección General de Medio Natural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, el departamento de Zoología y Antropología Física de la Facultad de Biología de la Universidad de Murcia, la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid, y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE)

 

Comments