La Guardia Civil desarticula en Caravaca de la Cruz un clan familiar dedicado a la extorsión

0
63

Seleccionaban, seducían y mantenían relaciones sexuales con las víctimas para chantajearles

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘GARCA’, dirigida a esclarecer un delito de extorsión supuestamente cometido en la persona de un vecino de Caravaca de la Cruz, y que se ha saldado con la desarticulación de un grupo delictivo asentado en la localidad e integrado por cuatro personas que se dedicaban a esta actividad delictiva.

Los cuatro arrestados, que fueron detenidos ‘in fraganti’, integraban un ‘clan familiar’ dedicado a la selección de las víctimas y a la ejecución posterior de los chantajes relacionados con favores de índole sexual, según han informado fuentes de la Benemérita.

La investigación se inició a finales del pasado mes de noviembre, cuando agentes de prevención de seguridad ciudadana de Caravaca de la Cruz detectaron la comisión de un delito de extorsión a un vecino de la localidad.
Los investigadores constataron la comisión de este grave hecho delictivo y lograron desenmascarar su forma ilícita de actuación, así como la identidad de los integrantes del grupo criminal que se encontraba tras el delito investigado.

Estructura organizada y jerarquizada

Los presuntos autores del delito de extorsión eran cuatro ciudadanos de origen rumano e integrantes de una misma familia asentada en Caravaca de la Cruz. Además tenían bien definidos sus roles de participación con una estructura organizada y jerarquizada. Su actividad criminal se iniciaba con la selección de su próxima víctima, generalmente un hombre de mediana edad y con solvencia económica.

Posteriormente, según las mismas fuentes, una integrante de la banda, joven y bien parecida, coqueteaba con la víctima, la seducía y le ofrecía mantener relaciones sexuales consentidas y sin reclamar nada a cambio.
Si la víctima accedía a la oferta, ambos se encontraban en el domicilio de la joven, donde mantenían las relaciones sexuales pactadas con anterioridad. En el instante en el que la pareja se encontraba realizando el acto sexual, irrumpían en la habitación los familiares de la chica para tomar fotografías y grabar videos de la escena, que posteriormente se utilizarían para chantajear a la víctima.
En este caso, los integrantes del clan reclamaron a la víctima 20.000 euros, advirtiéndole de que si no entregaba discretamente tal cantidad, sería denunciado por violación e informarían a sus familiares y entorno social.
Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Benemérita estableció un complejo y discreto dispositivo para sorprender a los sospechosos durante el desarrollo de la extorsión, el cual se resolvió con la detención ‘in fraganti’ de los cuatro integrantes de la banda, un hombre y tres mujeres de origen rumano con edades comprendidas entre los 19 y los 52 años, como presuntos autores de delito de extorsión.
Los arrestados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Caravaca de la Cruz (Murcia).
Los investigadores no descartan que los ahora detenidos hayan cometido más hechos delictivos de este tipo, por lo que la Guardia Civil solicita la colaboración de los ciudadanos que puedan aportar nuevos indicios sobre esta tipología delictiva, poniéndose en contacto con el Área de Investigación del Puesto de Caravaca de la Cruz en el teléfono 968 705666.

Comments