Un camionero muere calcinado tras salirse de la carretera en Almaciles

0
188

Los bomberos de Baza y Huéscar trabajaron 16 horas seguidas en el lugar del accidente y la Guardia Civil mantuvo abierto uno de los carriles de la caretera entre La Puebla y Caravaca de la Cruz

Un hombre de 52 años murió calcinado en la cabina de su camión ayer lunes a las dos de la madrugada después de sufrir un dramático accidente al pasar un puente en Almaciles  en el término municipal de Puebla de Don Fadrique.
Todas las hipótesis apuntan a que este hombre, que transportaba material eléctrico para la industria del automóvil, se quedó dormido mientras conducía el camión que cayó despeñado por un pequeño precipicio de cinco metros de altura. Tras caer, el vehículo se incendió y el conductor quedó atrapado por las llamas. Se especula que si el conductor  hubiera estado consciente, posiblemente hubiera podido salir del camión.
Los bomberos de Huéscar y Baza no lograron sacar el cuerpo hasta la una de la tarde de ayer después de romper la cabina para sacar al fallecido, lo cual prolongó el levantamiento del cadáver unas cuantas horas más.
Fuentes del servicio de Emergencias 112 han informado de que fue a las 2,10 horas cuando varios particulares llamaron alertando de la existencia de un camión ardiendo a la altura del kilómetro 65 de la A-330, por lo que se dio aviso a Guardia Civil, servicios sanitarios del 061 y Bomberos. El accidente tuvo lugar junto a un puente a la altura del Puerto de Almaciles en la referida vía, que une la Puebla de Don Fadrique con la localidad murciana de Caravaca de la Cruz, en el límite entre las  provincias de Granada y Murcia.
Esta carretera es muy utilizada por los profesionales del volante para acceder al Levante, porque es una vía por donde el conductor se ahorra bastante kilómetros para llegar a Valencia.
El fallecido tiene 52 años, procedía de Algeciras y seguramente se dirigía a Gerona, donde está la sede de la empresa de transportes para la que trabajaba este hombre.
El cuerpo del fallecido fue trasladado ayer por la tarde al Instituto de Medicina Legal de Granada para tratar de identificarlo y hoy o mañana viajará a su ciudad natal para ser enterrado.
Bomberos de la Agencia Provincial de Extinción de Incendios (A.P.E.I) del parque de  Huéscar y un reten de apoyo del Parque de Bomberos de Baza, Guardia Civil, así como el resto de efectivos desplazados al lugar de los hechos trabajaron de forma ininterrumpida 16 horas bajo unas condiciones climatológicas muy duras, con temperaturas bajo cero, fuertes rachas de viento y lluvia para sofocar el incendio de la carga del camión, que se reiniciaba constantemente cada vez que parecía sofocado.
El parque de bomberos de Huéscar dependiente de la Diputación desplazo todos sus vehículos y se requirió la ayuda de un camión nodriza llegado desde Baza, con una capacidad para transportar 9.000 litros de agua. Fue necesario reabastecerlos al menos 9 veces, para poder sofocar completamente el incendio. También se hizo necesario que una máquina retroexcavadora para sacar el material que transportaba el camión y realizar también  una especie de fosa para poder depositar el material que transportaba el camión.
La Guardia Civil pudo mantener abierto un carril de la carretera y fue necesario que dos grandes grúas  de 150 toneladas cada una, llegadas desde Caravaca de la Cruz para poder sacar el camión, o lo que quedo de él, desde el lugar al que se precipito.
[wzslider autoplay=”true”]

Comments