Sanidad establece un protocolo de actuación e investiga un brote de hepatitis B asociado a infiltraciones en una clínica privada de Murcia

0
125

El director general de Salud Pública asegura que ningún centro dependiente del Servicio Murciano de Salud está afectado

Se han detectado cinco casos de hepatitis B en personas residentes en la Región con antecedentes de infiltraciones de factores de crecimiento plaquetario en la misma clínica privada

Todas las personas expuestas están citadas por el SMS para realizarles una prueba de detección que descarte un posible contagio

La Consejería de Sanidad y Política Social, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha establecido un protocolo y trabaja en la investigación de un brote de hepatitis B posiblemente asociado a infiltraciones de factores de crecimiento plaquetario, también denominado Plasma Enriquecido en Plaquetas (PRP), en una clínica privada de Murcia.

El director general de Salud Pública, Francisco García, explicó hoy al respecto que el protocolo de trabajo se inició el pasado mes de febrero a raíz de un caso de hepatitis B aguda notificado por la Red Regional de Vigilancia Epidemiológica al Departamento de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Política Social.

En la investigación, los profesionales sanitarios detectaron como una de las posibles exposiciones de riesgo para contraer hepatitis B haber recibido infiltraciones de PRP durante el año 2013 en una clínica privada de la ciudad de Murcia.

Durante el proceso de investigación, indicó García, también se revisaron otros casos similares registrados en la Región desde el 1 de enero de 2013. Así, se encontró otro caso con el mismo antecedente de riesgo y que también había recibido infiltraciones de PRP en la misma clínica.

El director general aseguró que “de forma inmediata se notificó el brote de hepatitis B al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y al Centro Nacional de Epidemiología”. Además, añadió, “informamos a la Inspección y rápidamente, el 19 de febrero, se suspendió como medida de prevención las infiltraciones con factores de crecimiento por procedimiento abierto en dicha clínica”.

García subrayó que la investigación queda ceñida “exclusivamente al entorno de esta clínica privada” y a aquellos pacientes sometidos a dicho tratamiento durante 2013, ya que “es un hecho aislado que no afecta a ninguno de los centros dependientes del Servicio Murciano de Salud”.

Los centros sanitarios del Servicio Murciano de Salud (SMS) continúan su actividad rutinaria con total normalidad ya que, según reiteró el director general, “son totalmente ajenos a esta situación”. No obstante, subrayó, “hemos establecido una estrategia con la finalidad de identificar posibles casos que hayan pasado inadvertidos”.

El protocolo de estudio trazado para los pacientes de esta clínica potencialmente expuestos consiste en un análisis serológico ya que “la presencia del virus puede detectarse con una prueba de sangre”, señaló García.

Desde la Consejería de Sanidad, dado que los pacientes que acudían a esta clínica son de distintas comunidades, se trabaja en colaboración con los responsables de Sanidad de otras comunidades así como con el Ministerio de Sanidad y con el Instituto de Salud Carlos III.

De este modo, aseguró García, “realizaremos una prueba que descarte un posible contagio con hepatitis B u otras patologías a todos aquellos pacientes que pasaron por esta consulta privada para ofrecerles en caso de que fuese necesario tratamiento farmacológico”.

Casos confirmados

La Consejería de Sanidad y Política Social ha podido confirmar que, hasta el momento, se han identificado cinco casos de hepatitis B aguda residentes en la Región de Murcia, con antecedentes de infiltración en esa misma clínica y que manifestaron síntomas propios de esta enfermedad entre julio de 2013 y febrero de 2014.

El director general afirmó que “es difícil dar una cifra de expuestos”, ya que, en estos momentos, se está trabajando para ver el alcance de este problema y detectar posibles afectados entre los expuestos”.

García reiteró que “aunque se trata de un brote no conviene generar una situación de alarma social ya que está controlado y los profesionales continúan trabajando en este tema”. Además, añadió, “estamos citando a los personas expuestas para que puedan hacerse una prueba serológica”.

Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad transmitida por un virus que logra replicarse gracias a su ADN y que sólo se transmite mediante vía parental o en aquellos casos en los que existe contacto con sangre o fluidos corporales de una persona infectada por el virus.

Los síntomas de esta patología, que puede curarse de forma espontánea, pueden llegar a reflejarse cuando la enfermedad está muy avanzada y generalmente suelen manifestarse mediante un cuadro de cansancio o ictérico.

Francisco García recordó que el calendario vacunal de la Comunidad Autónoma, desde el periodo 1994-1995, contempla la administración de la vacuna contra la hepatitis B para inmunizar a la población contra esta enfermedad.

Para concluir, García hizo un llamamiento a la calma y transmitió un mensaje de tranquilidad a los expuestos, ya que “todas aquellas expuestas al riesgo serán citadas para someterlas a un examen y adoptar un tratamiento en aquellos casos que así lo requieran”.

Comments