Las carreteras del Noroeste, en perfecto estado para el tráfico tras las nevadas

0
235

Efectivos de la Consejería de Fomento han intervenido sobre 70 kilómetros en cinco vías, esparciendo sal y retirando la nieve

Los servicios de conservación de carreteras de la Consejería de Fomento, Obras Públicas y Ordenación del Territorio han actuado sobre un total de 70 kilómetros de carreteras con motivo de la alerta por nevadas en la comarca del Noroeste, que se ha prolongado desde la tarde del domingo hasta las primeras horas de la mañana de hoy, para permitir el tráfico seguro de vehículos en toda la zona afectada.

El consejero, Francisco Bernabé, destacó hoy “la inmediata respuesta que se ha dado desde la Dirección General de Carreteras a esta situación, permitiendo que todas las carreteras permanezcan abiertas al tráfico y garantizando la seguridad y movilidad de los vecinos de la zona y de cuantas personas circulan por la Comarca del Noroeste”.

En concreto, las nevadas que se han producido a lo largo de la noche del domingo al lunes han hecho necesaria la intervención de la cuchilla quitanieves en la carretera de primer nivel RM-730, que une Caravaca con Puebla de don Fadrique, así como en las vías RM-B23, que enlaza la RM-730 y Cañada de la Cruz, y RM-B24, que conecta la RM-730 y El Hornico.

Estas dos últimas vías contaban con una acumulación de nieve de entre tres y cuatro centímetros, concluyendo los trabajos a las diez de la mañana tras quedar la calzada completamente despejada. Se ha vuelto a extender sal en todas ellas, sobre un total de 18 kilómetros.

Asimismo, sendos equipos de alerta permanecen en El Moral (RM-730) y Campo de San Juan (RM-702) para continuar con los trabajos de prevención.

Los servicios de conservación de carreteras iniciaron en la tarde del domingo un tratamiento preventivo en cinco vías, extendiendo entre 15 y 20 gramos de cloruro sódico por metro cuadrado sobre un total de 70 kilómetros en las carreteras RM-730 (Caravaca-Puebla de don Fadrique); RM-702 (Barranda-Nerpio), RM-703 (Moratalla-Campo de San Juan), RM-B23 (RM-730-Cañada de la Cruz) y RM-B24 (RM-730-El Hornico).

En esta primera jornada no fue precisa la intervención de las máquinas quitanieves porque la precipitación fue escasa y no llegó a cuajar. En la única de las cinco carreteras afectadas que es de primer nivel, la RM-730, se intervino sobre un total de 23 kilómetros.

Centro de Conservación de Caravaca

Para hacer frente a este tipo de incidencias, la Consejería de Fomento cuenta con una base de operaciones en el Centro de Conservación de Caravaca, con tres camiones quitanieves, con tracción total, salero esparcidor de fundentes y extendido automatizado desde cabina, y cuchilla quitanieves.

En la temporada de invierno 2013-2014 se consumieron, en tratamientos preventivos, 61 toneladas de cloruro sódico mezclado con agua, y actualmente existe un acopio de 300 toneladas. A estos medios hay que añadir las máquinas quitanieves con que cuentan los Centros de Conservación del Altiplano y de Mula, así como otra de la Comunidad Autónoma con base habitual en Jumilla, que se utiliza de refuerzo donde es necesaria y que se encuentra ahora en Caravaca.

También se dispone de carteles específicos para señalizar situaciones de restricción de tráfico o de cierre en el caso de los puertos de Cuestas de Lorca (RM-711); Mojante (RM-730); Tía Lucía (RM-702) y La Canaleja  (RM-703).

Los tramos que se conservan alcanzan un total de 366 kilómetros de red viaria, entre los que se destacan tres vías de primer nivel: la RM-711, de Venta Cávila a Lorca; la RM-714, de Jumilla a Caravaca; y la RM-730, de Caravaca a la Puebla de don Fadrique, con una longitud de 89,30 kilómetros; a los que hay que añadir 75,53 kilómetros de segundo nivel, 199,34 de tercer nivel y 1,58 de travesías.

Fuente: CARM

 

Comments