Prueba de Devoción

Miles de peregrinos desafían al la meteorología para adorar la Cruz

0
1286

Suele decirse que el destino es caprichoso, y algo de eso debe de ser verdad si tenemos en cuanta los acontecimientos del pasado sábado en Caravaca, donde tuvo lugar probablemente la mayor peregrinación de lo que llevamos de Año Jubilar, miles de devotos de la zona de Murcia y grupos de la Comunidad Valenciana y Castilla La-Mancha se acercaron a la ciudad de la Cruz para ganarse las indulgencias plenarias otorgadas por el Vaticano, y, en el preciso momento que pusieron sus pies en la explanada de la Basílica de Caravaca, justo a las 12 del mediodía, los cielos se abrieron y empezó a llover de forma intensa.

Lo que puede paracer una contrariedad, y que en el fondo, lo fué, sirvió para demostrar la devoción que genera la Cruz de Caravaca entre la gente. Las previsiones avanzaban lluvias y muchos visitantes vinieron preparados con paraguas e impermeables, pero aún así, resultaba muy incómodo aguantar el chaparrón, nunca mejor dicho. Pero aguantaron los peregrinos, todo por poder adorar a la reliquia de la Cruz, y se pudo ver una estampa única, con la explanada de la fortaleza que domina Caravaca de la Cruz convertida en un mar de plástico de los paraguas que protegían a los viajeros.

Un sábado más, el obispo de Cartagena, Manuel Lorca Planes mostró su apoyo al Jubilar estando presente en Caravaca, además, como es costumbre, también estuvieron presentes miembros de la Junta Directiva de la Cofradía de la Cruz para acompañar a los peregrinos.

Comments