Calasparra pide colaboración ciudadana para atrapar a los responsables de los fuegos

0
1888
Así queda la Sierra de San Miguel después del incendio Una noche entera de trabajo necesitaron los efectivos del Plan Infomur y las brigadas forestales para poder contener el incendio que asoló el «último bastión verde» de Calasparra
Así queda la Sierra de San Miguel después del incendio Una noche entera de trabajo necesitaron los efectivos del Plan Infomur y las brigadas forestales para poder contener el incendio que asoló el «último bastión verde» de Calasparra

«Se escucharon explosiones, lo que nos hace sospechar», asegura el alcalde, que ha pedido las vecinos que comuniquen toda información que puedan tener

El Ayuntamiento de Calasparra ha solicitado la colaboración ciudadana para intentar esclarecer las causas del incendio que ha arrasado, entre el viernes y el sábado, unas 15 hectáreas de monte en la sierra de San Miguel.

La Brigada de Investigación de Delitos Ambiéntales procede hoy a abrir una investigación para determinar aspectos como dónde se inició el fuego y cuál pudo ser la causa, si bien el consistorio solicita la colaboración ciudadana, ya que puede ser fundamental para el esclarecimiento de lo ocurrido.

Así, el Ayuntamiento ha pedido a aquellas personas que pudieron observar en la zona cualquier situación sospechosa, vehículos, personas o cualquier anomalía por insignificante que les pueda parecer, que se pongan en contacto a la mayor brevedad con la Policía Local de Calasparra a través del teléfono 696 44 22 00.

«Se ha quemado nuestra Sierra de San Miguel, de lo poco que se había salvado del fuego hasta ahora. Una verdadera pena. Un espacio tan bonico». Así se manifestó anoche el alcalde de Calasparra, José Vélez, entre el dolor y la indignación, por el incendio forestal, probablemente intencionado, según las primeras investigaciones, que ha arrasado todo este bello paraje próximo al casco urbano. Ni el rápido despliegue de los efectivos del Plan Infomur pudo frenar las llamas.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 Región de Murcia recibió más de cincuenta llamadas alertando del fuego en la umbría de la sierra. Fuentes municipales precisaron que las llamas se empezaron a divisar pasadas las 19.30 horas, «en una zona intermedia de la sierra, en varios puntos». Una circunstancia que vendría a corroborar la posible intencionalidad del incendio. Además, se extendió rápidamente debido al fuerte viento en la zona.

Así, las llamas se propagaron con rapidez ladera arriba y ni siquiera la inmediata movilización de los efectivos del Plan Infomur pudo hacer nada, más allá que controlar que no bajase el fuego hacia abajo, dando por perdida toda la parte alta hasta justo donde se encuentra la ermita de San Miguel que da nombre al lugar.

En concreto, se desplazaron los helicópteros de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias, con base en la Pila y Alcantarilla, con sus brigadas helitransportadas; así como el helicóptero ‘Kamov’ del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, con base en Caravaca de la Cruz, aunque en cuanto se hizo de noche se tuvieron que retirar. También intervinieron bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de los parques de Caravaca de la Cruz, Molina de Segura, Cieza y Lorca.

Entre más de un centenar de efectivos estaban los miembros de las brigadas forestales de Calasparra, Mula, Caravaca y Cehegín, además de la brigada de intervención rápida de Mula. Y se movilizó a las de Moratalla y Zarcilla, a las que se sumaron voluntarios de Protección Civil de Calasparra, Bullas, Caravaca, Cehegín y Mula.

Se escucharon explosiones

El primer edil reconoció a ‘La Verdad’ que «algunas personas que paseaban por la zona afirmaron que escucharon pequeñas explosiones, lo que nos hace sospechar, sobre todo por los antecedentes de otros veranos», tal como pasó en la Sierra del Molino en septiembre de 2010, cuando se quemó casi un millar de hectáreas, localizándose dos focos separados unos 6 kilómetros. También el pasado verano, esta misma sierra vivió otra pesadilla con otras 250 hectáreas.

Desgraciadamente, este viernes le tocó a la Sierra de San Miguel, la única que quedaba intacta en el término municipal de Calasparra. Y aunque no se registraron heridos, la Policía Local y la Guardia Civil desalojaron varias casas de campo próximas y una zona recreativa debido a la proximidad del incendio forestal. Efectivos del Plan Infomur trabajaron toda la noche para controlar el fuego, que se dio por estabilizado a las 5 de la madrugada.

Tras la estabilización del incendio se fueron retirando de la zona algunos medios. Según informó el 112, este sábado se encuentran en la zona 24 brigadistas terrestres, 14 brigadistas helitransportados, 7 agentes medioambientales y 2 técnicos de la Dirección General del Medio Natural, así como voluntarios de Protección Civil de Cehegín, Caravaca y Calasparra, con un total de 16 efectivos.

Colaboración ciudadana

El Ayuntamiento de Calasparra solicitó este sábado la colaboración ciudadana para intentar esclarecer las causas del incendio que ha arrasado unas 15 hectáreas de monte en la sierra de San Miguel.

La Brigada de Investigación de Delitos Ambiéntales abrió una investigación para determinar aspectos como dónde se inició el fuego y cuál pudo ser la causa, si bien el Consistorio solicita la colaboración ciudadana, ya que puede ser fundamental para el esclarecimiento de lo ocurrido.

Así, el Ayuntamiento ha pedido a aquellas personas que pudieron observar en la zona cualquier situación sospechosa, vehículos, personas o cualquier anomalía por insignificante que les pueda parecer, que se pongan en contacto a la mayor brevedad con la Policía Local de Calasparra a través del teléfono 696 442 200.

Comments