Atrapados en la nieve

Un grupo de vecinos de Singla tienen que "rescatarse" a sí mismos ante la imposibilidad de Emergencias de poder ayudarlos.

0
2288

En medio de una inmensidad blanca de nieve y frío y sin poder regresar a sus casas, esa fue la situación que vivieron un grupo de personas de la pedanía de Singla ayer por la tarde. Se trataban de cinco trabajadores que acudieron ayer al mediodía a cuidar a su ganado, en unas naves ubicadas a unos kilómetros a las afueras de la pedanía, en las faldas de la Cuerda de la Serrata. Cómo bien sabrán muchos de nuestros lectores, hay trabajos en los que no importa el frío o el calor, o si está lloviendo o nevando, hay situaciones en las que hay que cumplir con el deber no importa las adversidades climatológicas y alimentar a los animales y medicarlos es una de esas situaciones.

Si bien estuvo nevando durante todo el día, a la hora de comer, el cielo dió un poco de descanso y las precipitaciones en forma de nieve comenzaron a disminuir, momento en que estos trabajadore aprovecharon para dirigirse en tractor al lugar en que estaban sus naves, pero para llegar allí hay que transitar por caminos de tierra sin asfaltar, y el tiempo tenía preparada una sorpresa para ellos. A la hora de volver, alrededor de las cuatro de la tarde, debido a la acumulación de nieve y al incremento de la fuerza con la que esta caía, resultó imposible regresar en el mismo vehículo en el que habían llegado, se habían quedado atrapados, sin posibiliad de volver a casa, bajo un intenso frío.

Afortunadamente, llevaban sus móviles encima y pudieron llamar a Emergencias, pero ante la cantidad de problemas de los que tuvieron que hacerse cargo ayer, sólo pudieron decirles que aguantaran y que buscarían la manera de poder ir a por ellos, eventualmente.
Con la amenaza de la noche cerniéndose sobre ellos, el frío, y un malestar creciente por la situación, decidieron que la mejor manera de salir de allí era por sus propios medios, localizaron via teléfono a un vecino con un tractor agrícola de gran tamaño que pudiera abrirse paso entre la nieve, y tras caminar como pudieron unos kilómetros a través de los caminos bajo la fuerte nevada para acercarse lo más posible, fueron rescatados por este otro vecino, que los devolvió sanos y salvos a sus casas.

Comments