Maskne: el acné que provoca la mascarilla, aprende a evitarlo

0
199

¿Sabes qué es el Maskne? ¿Quieres saber cómo prevenirlo o tratarlo? Sigue leyendo para aprender todo sobre este tipo de brote de acné.

Que debemos utilizar mascarilla para evitar la propagación de la COVID-19 es una evidencia y una obligación que nadie debemos saltarnos. Pero eso no implica que descuidemos el aspecto de nuestra piel. El cuidado que merece nuestro rostro para evitar que sufra el acné provocado por el roce constante de este elemento debemos continuar dandóselo.

Te explicamos todo sobre este problema dermatológico y cómo tratarlo.

Qué es el Maskne o acné mecánico

A las secuelas sanitarias y sociales que la pandemia ha dejado se le suma una nueva consecuencia estética: el Maskne o acné mecánico.

La nueva normalidad y el uso de las mascarillas faciales han provocado un efecto secundario en la piel: irritación, manchas y granos son algunas de las principales consecuencias estéticas derivadas de la fricción constante de la mascarilla contra la piel.

Que no estábamos acostumbrados al uso constante de un elemento como es la mascarilla facial es obvio. A esto se suma el hecho de que llevar la cara tapada durante una larga exposición de tiempo hace que la piel no transpire correctamente y dé lugar a la aparición de rojeces e impurezas. El ambiente húmedo provocado por la nariz y la boca favorecen una mayor producción de sebo y poros obstruidos, por lo que no es de extrañar que como resultado nuestra piel se resienta y aparezca el tan indeseado acné.

Probablemente has notado en las últimas semanas que la piel de tu cara no es la misma y que aparecen granos que no solían estar antes. Esta situación es cada vez más normal ya que el uso continuado de las mascarillas provocan sarpullido sobre todo en las zonas donde existe contacto con ella; es decir, la nariz, las mejillas y la barbilla.

Consejos para evitar elmaskne o acné mecánico

Si estás padeciendo Maskne o acné mecánico no te preocupes, porque puedes tratarlo y ponerle remedio. Éstos son los trucos definitivos para mantener el acné a raya:

Cambia tu mascarilla

Éste es sin ninguna duda el consejo más importante de todos para evitar la aparición de acné mecánico. Cambiar tu mascarilla a menudo te asegura que tu piel no esté en contacto constante con bacterias, humedad o restos de maquillaje en un lugar donde apenas se transpira.

Si el material con el que tu mascarilla está fabricada te permite lavarla, hazlo de manera asidua y asegúrate de que está completamente seca antes de volver a utilizarla.

Lava tu piel con frecuencia

Uno de los pasos imprescindibles para mantener la piel del rostro en perfecto estado es lavar la cara al menos dos veces al día, preferiblemente por la mañana y antes de dormir con un jabón que no irrite tu piel y controle el exceso de grasa y suciedad. Piensa que utilizar un elemento que impide que tu piel transpire más una incorrecta limpieza del rostro es el combo perfecto para que las bacterias y la grasa hagan de las suyas en tu piel.

¡Hidrata tu piel!

La hidratación es fundamental. No importa si tu piel es seca, mixta o grasa, todas necesitan la hidratación adecuada y adaptada a sus características. Aplica tu crema hidratante a diario y no olvides tu protector solar.

Elige bien tu protector solar

Una opción para que la piel de la cara no presente un aspecto grasiento es optar por protectores solares en formato mousse, gel o spray, para que no resulten tan untuosos como los protectores solares en crema. A veces nos olvidamos de este paso tan importante por el simple hecho de no saber cuál es el mejor protector solar para tu tipo de piel.

No te maquilles en exceso

No tienes por qué renunciar al maquillaje siempre que realices un correcto desmaquillado cada día. Algo que favoreció el confinamiento y el teletrabajo fue que nos cuidasemos más la piel. Fruto de esto conseguimos oxigenarla y que tuviera mejor aspecto. Del mismo modo ocurre con el uso de las mascarillas, ya que el ambiente húmedo no favorece la transpiración y genera que los poros cubiertos no respiren con normalidad. Si vas a optar por maquillarte, no olvides desmaquillarte cada noche para que tu piel no sufra de maskne.

Bebe mucha agua

Es la principal fuente de hidratación. Si antes de la pandemia insistíamos en beber los dos litros de agua al día que recomiendan los médicos y dermatólogos, ahora más que nunca incidimos en la necesidad de que hidrates tu piel por dentro.

¿Tengo riesgo de sufrir maskne?

Evidentemente, sí. Cualquiera de nosotras y nosotros puede padecer este tipo de afección de la piel ya que debemos usar las mascarillas por imperativo. Además de estar expuestos a ello debido a las largas horas de uso, si no limpias tu piel correctamente, te maquillas en exceso o sudas demasiado, tienes grandes posibilidades de acabar padeciendo un brote de granos, irritaciones o rojeces en la piel.

Es una situación a la que todos estamos expuestas indistintamente por razones de sexo, edad o profesión, por lo que los consejos de cuidado de la piel debe seguirlo cualquier persona.

CONCLUSIÓN

Si quieres evitar que tu piel sufra los efectos negativos derivados del uso de la mascarilla, especialmente el maskne o acné mecánico, recuerda que la limpieza e hidratación del rostro son dos pasos fundamentales que no debes olvidar realizar. Además, renovar con frecuencia la mascarilla y beber agua te ayudarán a evitar el clima hostil perfecto para que se desarrollen y proliferen las bacterias y germenes que causan el exceso de grasa.

Si te ha gustado conocer cómo cuidar tu piel del acné, quizá también te interese leer los pasos para tratar la piel grasa.

Comments