La Oficina del Consumidor (OMIC) del Ayuntamiento de Caravaca atendió el pasado año más de 2.300 reclamaciones y consultas

0
332

Tras el estado de alarma, se incrementaron las reclamaciones relacionadas con problemas derivados de la cancelación de vuelos, reservas de alojamientos, suspensión de espectáculos o contratación de servicios para celebraciones

El teléfono para solicitar cita previa con la OMIC es el 968 70 84 57 y el horario de atención al público es de lunes, martes, jueves y viernes, de 9.00 a 14.00, y los miércoles, de 17.00 a 20.00 horas

Del total de reclamaciones abiertas durante el pasado año un 75% se ha resuelto, un 13% han sido enviadas a Junta Arbitral de Consumo, un 9% se encuentra pendiente de mediación y un 3% fueron enviadas a los organismos competentes

Este servicio municipal -encargado de informar y defender a los caravaqueños como consumidores y usuarios- efectuó en 2020 mil atenciones menos que en el ejercicio anterior como consecuencia principalmente del paréntesis administrativo del primer estado de alarma

01/02/2021. Desde el inicio del estado de alarma, la Oficina Municipal del Consumidor (OMIC) del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz orientó gran parte de sus servicios para ayudar a los vecinos a resolver problemas derivados de la cancelación de vuelos u otros medios de transporte, reservas de viajes, suspensión de espectáculos o contratación de servicios de eventos cuya celebración no pudo llevarse a cabo a raíz del confinamiento domiciliario y las medidas que se han ido decretando para frenar la expansión de la COVID-19.

“A partir del mes de marzo, se produjo un cambio de tendencia y cobraron protagonismo estos tipos de reclamaciones por encima de las que cada año son las más frecuentes en la Oficina Municipal del Consumidor y que son las relacionadas con problemas surgidos con contratos de telefonía o suministros de gas y electricidad”, ha explicado la concejal responsable del área de Consumo, Ana Belén Martínez.

El número de atenciones ciudadanas realizadas por la OMIC de Caravaca el pasado año 2020 asciende a 2.300, de las que 340 fueron reclamaciones formales y 1.960 se corresponden con consultas sobre la defensa de los derechos del consumidor o con dudas relacionadas con trámites administrativos. Con respecto al año anterior se han realizado mil atenciones menos, debido fundamentalmente al paréntesis administrativo que supuso el decreto del primer estado de alarma. A través de los servicios que presta la OMIC se han recuperado en torno a 19.000 euros de  las reclamaciones dinerarias presentadas por los consumidores, además de la gestión sobre altas y bajas en suministros, modificaciones de condiciones contractuales, entre otros aspectos. 

Del total de reclamaciones abiertas durante el pasado año un 75% se ha resuelto, un 13% han sido enviadas a Junta Arbitral de Consumo, un 9% se encuentra pendiente de mediación y un 3% fue enviada a los organismos competentes

Cita previa y adaptación de las instalaciones a la normativa de prevención para una atención individualizada

La concejal de Consumo, Ana Belén Martínez, ha subrayado que en estos momentos de alerta sanitaria, en los que es preciso extremar las precauciones para proteger a la salud de las personas, es conveniente solicitar cita previa para ser atendido por cualquier servicio municipal esencial, a través del teléfono 968 70 20 00.

El correo electrónico de la OMIC es el omic@caravacadelacruz.eu y el teléfono directo el 968 70 84 57. El horario de atención al público es lunes, martes, jueves y viernes, de 9.00 a 14.00, y los miércoles, de 17.00 a 20.00 horas.

Ana Belén Martínez  ha recordado que desde la Concejalía de Recursos Humanos, junto a la de Transparencia y Participación Ciudadana, se adaptaron a las medidas de seguridad y prevención de la COVID-19 las dependencias de Atención al Ciudadano -donde se encuentran servicios como el Registro General, Ventanilla Única, la Oficina de Quejas y Sugerencias y la Oficina de Atención al Consumidor. “La planta baja del Consistorio fue remodelada y redistribuida con un cambio de mobiliario y con un control de acceso, con toma de temperatura, con el objetivo de velar por la seguridad sanitaria de trabajadores y de los vecinos, y conseguir también una atención más cómoda e individualizada», ha explicado la edil.

Comments