El portavoz del PP de Calasparra manda a la mierda a un vecino en un pleno

1
195

[flowplayer src=’http://www.lareferencia.net/wp-content/uploads/2013/02/ppcalasparra.mp4′ width=480 height=360]

Jesús Alajarín reconoce que no actuó correctamente cuando descalificó a un hombre que “me insulta siempre”

 

ENRIQUE SOLER –  Los plenos de Calasparra continúan siendo el centro de un huracán político que gira en torno a las agrupaciones locales del PSOE y el PP. El Partido Socialista ya ha solicitado la dimisión del portavoz popular, Jesús Alajarín, por «mandar a la mierda al público» que presenciaba la última sesión plenaria. Por su parte, Alajarín ya ha reconocido que su respuesta «no fue la correcta». «Debí de guardar las formas, ya que soy un representante político, pero la situación de los plenos comienza a ser insostenible», porque, según el concejal popular, hay «un palmero de Jesús Navarro –el alcalde– que se dedica todos los plenos a insultarme. La paciencia tiene un límite cuando tienes a alguien que no para de decirte ´hijo de puta´, ´tendrías que estar colgado´ o ´cállate y vete a la mierda, maricón´», explicó Alajarín, que aclaró que «todos esos insultos se vienen repitiendo desde que soy edil, están grabados y cada vez que pido al presidente del pleno que llame al orden a ese señor me contesta que soy muy sensible».

El edil manifestó que la situación le está afectando no solo de forma personal, sino también familiar. «Mi madre ha tenido que dejar de ir a los plenos para no oír esas barbaridades», añadió. Por último, explicó que «están haciendo un abuso continuada contra mi persona, por lo que pido a Jesús Navarro que haga cumplir el reglamento de plenos».

Los socialistas creen, por su parte, que «no se puede permitir el insulto y la descalificación persona, ni al adversario político ni a la ciudadanía en general, aunque esta actitud no es nueva en el Partido Popular. Recordemos cuando una concejala del mismo grupo llamó gentuza a los calasparreños», dice el partido en un comunicado. Para los socialistas, estas actitudes «dañan gravemente la convivencia pacífica de nuestro pueblo».

 

Comments

1 Comentario

  1. Lo que no entiendo es como el Alcalde consiente comentario alguno por parte de los asistentes. El público asistente no debe hablar nunca, ni interrumpir los debates de los políticos. Y solamente se le podrá consentir cuando se le dé la palabra en el punto: Ruegos y preguntas, pero siempre con respeto a las personas y a las instituciones.
    Si una persona hace comentarios ofensivos, deben expulsarlo del Pleno e imponerle una sanción económica. La culpa la tiene el Sr. Alcalde por consentirlo.
    Deploro totalmente la actitud y los comentarios que la gente que no sabe usar de su libertad.
    Nota:- Hay un remedio para evitar esto: Llevarse a un notario y que levante Acta de lo que ve y oye.