Revienta el Río Mundo

0
175
Clientes del camping aislados por la subida del agua.
Clientes del camping aislados por la subida del agua.

La subida originada por las lluvias aisla a 125 clientes de un camping de Albacete

Clientes del camping aislados por la subida del agua.
Clientes del camping aislados por la subida del agua.

La mayoría de los montañeros del camping Río Mundo optaron ayer por tomarse su situación con filosofía y tranquilidad. La crecida de este río, afluente del río Segura, dejó aislados a los algo más de un centenar de clientes de este establecimiento hostelero, situado en la pedanía de Mesones (Molinicos), en plena sierra de Alcaraz. El agua sobrepasó el único puente que da acceso a este refugio rural y obligó a sus usuarios a permanecer en la zona hasta que comenzaron a ser desalojados sobre las seis de la tarde. «Es una crecida extraordinaria», explicaba el gerente del camping, José Valls, «Yo llevo aquí 23 ó 24 años y no recuerdo algo así».

Las fuertes precipitaciones caídas en los últimos días en todo el país han dejado tras de sí dos muertos en Ciudad Real y riesgo de inundaciones en casi todas las cuencas hidrográficas, salvo las del Júcar y el Segura. En el entorno del río Mundo, la situación se comenzó a desbordar en la noche del domingo. Vecinos de la zona explicaban que la tarde del domingo ya comenzó a llover con fuerza. Es más, desde la gerencia del camping ya se advirtió esa misma tarde de que existía la posibilidad de que en las horas siguientes se quedasen aislados, si el río seguía creciendo y llegaba al puente. Pese a esta alerta, algunos clientes, la mayoría de ellos originarios de la Comunidad Valenciana -donde ayer era festivo- decidieron apurar sus vacaciones y permanecer una noche más en el camping.

 

«La gente está tranquila»

 

El alcalde de la localidad de Molinicos, José González Osuna, explicaba ayer a Efe que hubo clientes que decidieron sacar sus vehículos del camping. Otros, sin embargo, optaron por dejarlos dentro del recinto. El primer edil recalcó que nunca ha existido peligro y que todos los campistas se encontraban en perfecto estado. «La gente sabe que es una situación transitoria y está tranquila», insistió el regidor. Osuna aclaró, además, que aunque no se podía entrar y salir con vehículos, sí que se podía acceder al camping andando por una senda alternativa al camino, en el caso de que se hubiese producido alguna emergencia.

El gerente del camping ya confiaba por la mañana en que, al atenuarse las precipitaciones, el agua iría bajando y sus clientes podrían regresar a casa a última hora de la tarde. «Es cuestión de tiempo», auguraba Valls. A la espera de que el agua bajase y se pudiese volver a transitar por el puente, en el camping se mantenía la más absoluta tranquilidad. De hecho, su equipo y clientela comenzó la jornada preparando un caldero para comer. «Que hoy hace día de eso», apostilló Valls.

En torno a las seis de la tarde, el puente de entrada al establecimiento comenzó a despejarse y empezaron las tareas de rescate. El jefe del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (Sepei), Ovidio García, explicó que «están saliendo del camping bajo la supervisión de los equipos de rescate y una vez que se ha comprobado que el desalojo es seguro». Al cierre de esta edición, todos los campistas habían podido abandonar el establecimiento y regresar a casa con una historia que contar.

Comments