La PAH de Murcia exigío la dación en pago o alguiler social para los vecinos de Cehegín

0
106
Los afectados Juanjo y Doris en la protesta
Los afectados Juanjo y Doris en la protesta

Doris y Juanjo tienen dos hijos de 6 y 8 años. Perdieron la casa porque se quedaron en paro. La vivienda que se adjudicó el Banco Popular, con una deuda de 30000 euros”, según nos comunica en Nota de Prensa la PAH de Murcia.

En una acción anterior en su pueblo, Cehegín, el director de la sucursal del Banco Popular les prometió que les condonarían la deuda. Tras comprobar que el director no tenía intención de cumplir su promesa, el jueves 10 de octubre diversos activistas de PAHs de la región entraron a las 10:30 en la sucursal del Banco Popular de la Avda. de la Libertad en la capital. Su solicitud seguía siendo la misma desde hace un año: la condonación de deuda. El director del banco en Murcia no ofreció ningún tipo de negociación a la familia afectada. “Doris y Juanjo quieren reiniciar sus vidas, dejar de sufrir y tener la posibilidad de ofrecer un futuro a sus hijos”, enfatizan.

Añaden que “después de varios avisos, la policía, una vez acabó “su misión” en el partido de fútbol de la selección española sub-21, se dirigió a la sucursal bancaria con 11 furgones y un coche patrulla. Tras desalojar por la fuerza a los activistas que estaban en la puerta y establecer un cordón policial en la zona, entraron en la sucursal y denunciaron y sacaron uno a uno a los activistas”. Denuncian que “la policía, en una muestra más de la ilegalidad de sus actos, se negó a mostrar a la abogada de la PAH la orden judicial y negó también la asistencia a quienes estaban siendo denunciados”.

Los activistas de la PAH de Murcia recalcan que “tras 14 horas de encierro, con esta acción también queremos mostrar nuestro apoyo más firme a todas las familias que, como la de Doris y Juanjo, han sido estafadas y están sufriendo las consecuencias económicas y psico-sociales derivadas de la usurpación de su derecho a la vivienda y de su situación de desempleo” . Nuestra opción es clara y contundente –cncluyen- : “No nos vamos a amedrentar mientras desde el Estado se siga atacando a la ciudadanía (incluso con la fuerza bruta de la policía) mientras se sigue protegiendo a una banca que sigue desahuciando y condenando a una deuda de por vida a miles de familias. Porque sabemos que juntos podemos”.

Comments