El Consejo Regulador D.O. Bullas denuncia el escaso aprecio que la Administración Regional muestras hacia sus productos

0
140

‘La Cruda Realidad’

Me acuesto satisfecho tras una nueva edición de la Muestra de Vinos de la DO Bullas por los municipios de su demarcación territorial, en este caso Calasparra. Introducimos una variante que creo necesaria, organizar estas iniciativas con otros productos respaldados por marcas de calidad: arroz, quesos. En los discursos se insiste en la riqueza de nuestros productos buenos, seguros, saludables reconocidos por la máxima distinción de calidad, las Denominaciones de Origen. Pocas regiones uniprovinciales pueden disfrutar en cantidad y variedad de estas marcas como el caso de la nuestra. Coincidimos también en la necesidad del reconocimiento por parte de los murcianos de estos productos, su defensa, consumo, publicidad, orgullo, cuidado son imprescindibles para fortalecer la imagen cuando salimos fuera o vienen a visitarnos.

A la mañana siguiente asisto a la presentación en Murcia, en instancias de la Administración Regional, de una marca de calidad que conocía desde su presentación en Madrid y que constituye, sin duda, un buen proyecto, especialmente en este caso que incide en la defensa de los productos autóctonos relacionándolos con la biodiversidad. Los organizadores encargan a una empresa referencia de la restauración regional un vino al finalizar el acto. El vino…..un Rioja. Se organiza un pequeño motín negándonos a probarlo dadas las circunstancias.

No es la primera vez que presencio algo así. Recuerdo en la Cámara de Comercio un acto de la primera entidad bancaria sobre productos financieros para la exportación de vinos regionales animada por los datos sobre su evolución. Es curioso el “peloteo” actual de la banca con el sector primario. Acuden porque descubren que los índices de morosidad están muy por debajo de la media. Lo lógico sería que el precio del dinero para los agricultores esté en proporción con este menor riesgo, concediendo préstamos a menor interés. Al finalizar nos obsequiaron con un vino…..de Rueda.

¿Como es posible que todo el trabajo que realizamos en promoción de lo nuestro, con muchos esfuerzos en la actual situación, se traduzca en esta escenas?, ¿qué es lo que falla?, ¿no hay nadie en la cadena de la organización de estos eventos que se plantee las consecuencias de este proceder?, ¿es tan difícil administrar una mínima sensibilidad?, ¿qué opinaran los de fuera cuando vean que en estos actos no ponemos nuestros productos?. Esta es la cruda realidad.

Francisco Carreño Sandoval

Presidente de la DO y Ruta del Vino de Bullas

 

Comments