Dos mujeres sufren quemaduras en el incendio de una vivienda de Caravaca

0
101
Los bomberos en la puerta de la vivienda en el nº 27 de la calle Meleros. LV
Los bomberos en la puerta de la vivienda en el nº 27 de la calle Meleros. LV

Los bomberos han extinguido el fuego que se ha originado en el interior de una casa de dos plantas donde se estaban realizando tareas relacionadas con la elaboración de calzado

Los bomberos en la puerta de la vivienda en el nº 27 de la calle Meleros. LV
Los bomberos en la puerta de la vivienda en el nº 27 de la calle Meleros. LV

Dos mujeres han resultado heridas por quemaduras en el incendio que se ha declarado a última hora de esta tarde en una vivienda del casco antiguo de Caravaca de la Cruz. Las llamas han destruido las estancias de una casa de dos plantas en cuyo interior se estaban realizando tareas relacionadas con la elaboración de calzado, según han relatado algunos vecinos.

 Al parecer, en el momento en el que se han declarado las llamas eran dos las mujeres que se encontraban en el interior; una de ellas ha salido gritando a la calle con las ropas envueltas en llamas y pidiendo auxilio para su compañera que estaba en el interior.

Las dos mujeres han sido atendidas en el hospital comarcal, donde se ha comprobado que sufrían quemaduras de segundo grado. A una de ellas le ha afectado al 14% de la superficie corporal mientras que la otra está en torno al 10%, según fuentes hospitalarias. Los facultativos que las han atendido han decidido el traslado de una de ellas hasta la Unidad de Quemados de La Arrixaca mientras seguían tratando las heridas de la compañera, antes de tomar ninguna decisión sobre su traslado a Murcia.

Según han relatado los agentes de la Policía Local, mientras los bomberos trataban de extinguir el fuego, el marido de una de ellas ha sido la primera persona que las ha socorrido y las ha trasladado hasta el hospital. Hasta el lugar del siniestro se ha desplazado una dotación del parque comarcal de Bomberos, agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil. Los vecinos estaban muy preocupados por si las llamas se propagaban a las viviendas contiguas dada la magnitud de las mismas. Una anciana comentaba que «estaba a punto de cerrar las ventanas para cenar y acostarme, pero no me atrevo hasta que no vea que los bomberos terminan su trabajo». Los vecinos también han comentado que hace un año, aproximadamente, en la misma vivienda se produjo otro incendio que afectó a la primera planta.

NOTICIA DE LA VERDAD. CARAVACA

Comments