Encuesta | ¿Merecen los Caballos del Vino ser Patrimonio Inmaterial de Humanidad?

0
143

¿Merecen los Caballos del Vino ser Patrimonio Inmaterial de Humanidad?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Extracto de una noticia del pasado 2011 cuando se comenzó a promover la Candidatura:

El Consejo de Patrimonio Histórico ha aprobado, en su reunión de este martes, la candidatura de la fiesta de ‘Los Caballos del Vino’ de Caravaca de la Cruz para su inscripción en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que otorga la Unesco.

Con la aprobación de la candidatura, se enviará el expediente completo al Ministerio de Cultura para remitirlo a Secretaría de la Unesco en marzo del próximo año, según fuentes de la Comunidad.

El director general del Bienes Culturales, Francisco Giménez, se ha mostrado satisfecho con la aprobación de la candidatura que “supone una etiqueta de calidad a esta fiesta para que se conozca en todo el mundo”.

Así, ha puesto de manifiesto que desde la Consejería “se está trabajando para conseguir la máxima difusión y protección de nuestro patrimonio” y, en este sentido, ha recordado que “el último año se ha conseguido la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad para el Consejo de Hombres Buenos, el Flamenco y la dieta Mediterránea”.

‘La Carrera de los Caballos del Vino’ es el núcleo central sobre el que gira toda la fiesta caravaqueña. Durante la mañana del 2 de mayo, docenas de caballos ataviados con los mantos bordados previamente expuestos galopan a contrarreloj intentando ser los más rápidos en llegar hasta la explanada del Castillo.

Tras la salida, establecida por sorteo previo, los Caballos, conducidos por sus cuatro caballistas, van abriéndose entre la multitud que abarrota la Cuesta del Castillo. Es el momento más intenso de las fiestas y el lugar donde se demuestra la unión del caballo y sus caballistas.

Finalizada la carrera, los caballos hacen alarde ante el jurado para que éste pueda examinar la calidad de cada uno de los bordados. Entonces tiene lugar el ‘Concurso de Enjaezamiento’, acto que supone el colofón de la fiesta y en el que son valorados los distintos mantos confeccionados a mano

Actualmente, ‘Los caballos del vino de Caravaca de la Cruz’ están incoados como Bien de Interés Cultural con carácter inmaterial de interés etnográfico. Su posible inclusión en la Lista Representativa persigue un reconocimiento de una fiesta eminentemente popular y participativa cuya antigüedad está documentada desde 1765.

Comments