Se enfrenta a 7 años de cárcel una vecina de Cehegín acusada de inducción al asesinato de su marido

0
117

El Ministerio Fiscal ha pedido penas que suman 13 años de cárcel para una mujer, acusada de inducir a su pareja sentimental a que matara a su marido, a cambio de 3.000 euros; así como a éste, que intentó cumplir el encargo, para lo que asestó varias puñaladas a la víctima.

El juicio se celebrará este lunes y martes, en la sección segunda de la Audiencia Provincial, a partir de las 10.30 horas. Los hechos, según las conclusiones provisionales del fiscal ocurrieron a finales de 2011 en la localidad de Cehegín.

La procesada, sin antecedentes penales, decidió poner fin a la convivencia con su pareja, que tenía orden de alejamiento respecto de ella por varias denuncias que había presentado por violencia de género.

Sin embargo, a finales de 2011 comenzó a amenazar a su esposo cuando lo encontraba en los bares de la localidad, diciéndole que “le tenía que ver en una silla de ruedas”, “que le iba a cortar las piernas”, “que sus amigos moros le iban a matar” y “que se iba a quedar con la casa”; unos hechos que el marido denunció.

Al poco tiempo, la acusada inició una relación de tipo sexual con un hombre, sin antecedentes penales, con quien mantuvo relaciones íntimas a cambio de dinero o de algún favor. En el transcurso de esta relación, ella le comentó que le gustaría que le dieran una paliza a su marido, llegando a ofrecerle incluso la suma de 3.000 euros si le daba muerte; una proposición que el compañero sentimental aceptó.

De esta forma, y aprovechando que conocía a la víctima, las costumbres y los lugares que solía frecuentar, el 2 de junio del pasado año, junto con otro individuo no identificado, le esperó junto a su domicilio en Cehegín y una vez que entró, el acusado llamó al timbre y comenzó a golpearle, llegando a decir que le había mandado su mujer, que le había dado 3.000 euros y que si él le daba otros 3.000 euros la mataría a ella, lo que no fue aceptado por la víctima.

Aprovechando un descuido de los agresores, la víctima cogió un cuchillo de cocina con el que intentó defenderse, lo que enfureció más al acusado, quien apoderándose del cuchillo y con intención de matarlo, se lo clavó varias veces en el muslo, en la espalda y en el brazo.

La víctima suplicó al acusado que cesara en la agresión y le prometió que diría a la Guardia Civil que las lesiones se las habían causado dos “moros” intentando robarle, a lo que el procesado desistió del encargo recibido y se marchó de la vivienda.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa, en la persona de C.M.C. en concepto de autor, por el que procede imponer seis años de prisión; y a ella, F.J.I., autora por inducción, por el que pide siete años de prisión.

Asimismo, sendos acusados deberán indemnizar de forma conjunta a la víctima en 1.830 euros por las lesiones sufridas y en 4.500 euros por las secuelas. Igualmente, solicita que se mantenga la situación de prisión provisional para ambos hasta la celebración del juicio, este lunes y martes.

 

 

Comments