Confinan el casco urbano de Lorca ante la imposibilidad de controlar los contagios

0
707

El municipio acumula más de 350 casos de coronavirus en los últimos siete días

Solo cuatro días después de que el Gobierno regional decidiera confinar Jumilla ante la fuerte incidencia de coronavirus, la Consejería de Salud anunció este lunes que el casco urbano de Lorca también vuelve a una Fase 1 ‘flexibilizada’, que supone en la práctica limitar las salidas y entradas de la zona. Esta medida solo se aplicará en la ciudad y durante siete días, pero no en las pedanías y diputaciones del municipio. El confinamiento era una posiblidad que no descartaba el propio alcalde, Diego José Mateos, que el sábado no ocultó su preocupacion por el avance de la Covid-19 en su municipio y llegó a pedir al Gobierno regional que establecieran «las medidas que consideren necesarias, las más restrictivas si hace falta». El número de casos de Lorca no ha dejado de aumentar en las últimas semanas, superando en algunas ocasiones los positivos contabilizados en Murcia en 24 horas, que cuenta con cinco veces más población.

La ciudad de Lorca se une así a la pedanía caravaqueña de Archivel y a Jumilla como las tres localidades de la Región que se encuentran en confinamiento, una medida que ya superó Totana a mediados de agosto. Desde este martes, los lorquinos no podrán salir del casco urbano con excepción de motivos laborales, sanitarios o de primera necesidad. Sí que podrán hacerlo de sus domicilios, aunque la Consejería de Salud recomienda que se limiten al máximo las salidas, sobre todo para aquellas personas mayores de 65 años y grupos vulnerables ante el Covid. También se restringe el aforo en la hostelería de la ciudad: en el interior de los bares y restaurantes no se podrá ofrecer servicio, mientras que en las terrazas el aforo estará limitado al 75%. En cuanto a los comercios, solo se permitirá el 50% del aforo. 

El inicio de curso escolar empezó este lunes ya de forma telemática en Lorca, después de que Educación anunciara este sábado esta medida, que también se aplica a Jumilla, Archivel y Lorquí. 

El municipio contabilizó en la última semana 360 casos de coronavirus. Además, durante los últimos días se han detectado fiestas multitudinarias, como la que obligó a precintar el asador Darfary, en la que no se mantenía la distancia ni se usaba la mascarilla, que han terminado con fuertes multas a los locales que las acogían por incumplir las medidas sanitarias.

Comments