Denuncian el estado de abandono el Convento de las Carmelitas y la posible desaparición de piezas catalogadas.

0
160

Han presentado un escrito a la Consejería de Cultura para que se garantice su protección y conservación.

Piden que se obligue a la empresa propietaria a que permita, por Ley, la visita pública al menos cuatro días al mes.

[wzslider autoplay=”true”]

El Monasterio de San José de las Madres Carmelitas Descalzas, que alberga una parte importante de la historia de Caravaca, fue declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, en diciembre de 2003 (por el Consejo de Gobierno de la CARM), ante el inminente abandono del edificio por parte de las Madres Carmelitas. Con la declaración se incluyó, junto con el edificio, un catálogo de Partes integrantes y pertenencias afectadas por la declaración, con un total de 42 pertenencias catalogadas por su vinculación al monumento. Estamos convencidos de que el citado catálogo contiene una mínima parte de las piezas de interés que realmente existían, pues las más importantes fueron sacadas por las Madres Carmelitas cuando abandonaron el Convento y nunca se catalogaron o no hubo interés por hacerlo. El ejemplo más llamativo es el de las dos campanas  (que estaban en el primer inventario y luego desaparecieron del mismo). Tampoco se catalogó  una buena colección de tallas que incluía un belén de Salzillo, una Virgen del Rosario de su escuela, una Virgen del Carmen de Fernández Caro, una talla de San José y otra de la Virgen del Carmen, regalo de Santa Teresa,  así como una buena colección de niños de Jesús. En pintura,  entre otras cosas, un retrato original de Santa Teresa, además de un tríptico gótico de marfil corrieron la misma suerte, de manera que los caravaqueños no podremos ver estas obras en su lugar originario, ni sabremos de su destino o posible venta.

En 2004 se constituye la sociedad Parador del Convento SL, que procedió a la compra del edificio al completo (Iglesia, Convento y el huerto), renunciando la Administración al derecho de tanteo y retracto. En esta sociedad participan, entre otras, las tres empresas capitaneadas por Del Toro, Villegas y Belando, respectivamente, las mismas que poco después constituyen la UTE Caravaca y consiguen la adjudicación del millonario contrato del campo de futbol por el que después será condenado el Ayuntamiento de Caravaca.

El presidente de la CROEM, Del Toro, ejerce de presidente de la sociedad Parador del Convento SL. Con vistas al Jubilar de 2010 esperaban tener inaugurado un hotel de cuatro estrellas con 65 habitaciones, la restauración completa de la Iglesia de San José, que volvería a ser abierta al culto y a otras actividades culturales, así como un aparcamiento con sótano de dos plantas en el huerto y encima un salón restaurante. Previamente el Ayuntamiento procedió a la polémica reclasificación de más de la mitad huerto, para que fuese edificable (hasta ese momento el huerto era zona verde), poniendo en riesgo la preservación de los cipreses centenarios. Así mismo, procedió a la introducción de dos calles de nueva apertura y sin salida con el único fin de conectar el huerto con la Calle Canalica y con la Calle Lonja.

El citado proyecto no llegó ha ejecutarse, estando varios años cerrado el edificio y sin que la propietaria aparentemente se ocupe de su mantenimiento, incumpliendo la obligación prevista en la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia, en su artículo 8, por lo que resulta que se está produciendo un deterioro que esperemos no llegue a ser irreparable. Tenemos noticias de que la Iglesia está en mal estado y además que han desaparecido piezas catalogadas como las puertas del retablo de Miguel Calzado, eran unas puertas en pan de oro con rocallas integradas en el retablo, barrocas. Por otro lado, no hay más que echar un vistazo para ver el mal estado de algún trozo de fachada, así como las cubiertas, que están llenas de matojos lo que seguro provoca humedades en el interior.

Así mismo, la propietaria del edificio no ha facilitado la visita pública, al menos cuatro días al mes, también según lo previsto en el artículo 8 anteriormente citado, puesto que el edificio lleva varios años cerrado.

Por tanto, además de esperar que el Ayuntamiento se implique de lleno, hemos solicitado por escrito a la Consejería de Cultura, que en virtud de lo dispuesto en la Ley de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia:

– Se inspeccione el edificio del Convento e Iglesia, para detallar su estado de conservación y exigir a la propietaria que se haga cargo de las obligaciones que le corresponden, con imposición de las sanciones y medidas cautelares que procedan.

– Se certifique que piezas del citado catálogo están en su lugar, su estado de conservación y cuales faltan, con la adopción en su caso de las medidas que procedan para su restitución.

– Que se inste a la propietaria a permitir la visita pública al menos cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados.

– Que se de traslado al Ayuntamiento de las medidas que proceda adoptar.

Plantearemos una Moción conjunta a todos los grupos en apoyo de lo que solicitamos y dirigirlo a la Consejería de Cultura.

Nota de Prensa PSOE Caravaca

Comments