Seguridad Ciudadana ofrece consejos para que las personas mayores no sean víctimas de delitos

0
76

La Concejalía de Seguridad Ciudadana que dirige María Dolores Carrasco informa que debido a algunas situaciones que se han producido en la localidad en los últimos días es conveniente que se tengan en cuenta algunos consejos generales sobre todo para las personas mayores que son más propensas a sufrir accidentes o ser  víctimas de delitos y que  por ello las personas que les rodean deben prestarle una especial atención:

-No abran la puerta de su casa a desconocidos, instaladores de gas, de  electricidad, mendigos, vendedores, etc. Generalmente, los estafadores  se hacen pasar por estas personas, y se aprovechan de los ancianos que  viven solos.

-No guarde mucho dinero en su casa, y el que tenga, que esté en un lugar  seguro, que no sea fácil encontrarlo. La misma consideración hay que  tener con las joyas, que habitualmente se dejan en los cajones del  dormitorio, de fácil acceso.

– Procure no hablar con extraños. La soledad les lleva, en muchas  ocasiones, a conversar con desconocidos, haciéndoles determinadas   confesiones sobre su forma de vida, que interesan mucho a quienes van a   aprovecharse de un indefenso, así como la sustracción de objetos personales en ese momento.
– No revele sus datos personales. Nadie tiene que saber cuál es su  situación económica y si vive solo o acompañado.

– No lleve consigo mucho dinero. Procure no ir solo a cobrar. La cartera  llévela en un bolsillo interior, y el bolso, siempre cerrado, colgado  del hombro, en bandolera, con el asa cruzada en el pecho.

– Tenga cuidado con las llamadas telefónicas de desconocidos. No dé  ninguna información de sus datos personales, ni familiares.

– Desconfíe de ofertas que parecen demasiado buenas para ser ciertas.  Normalmente, son estafas.

– Ante cualquier incidencia de este tipo, llame al teléfono de  emergencias 112, o a sus familiares próximos, para que denuncien estos  hechos, siendo de gran ayuda para la Policía en su trabajo contra estos  delitos.

 

Hay que insistir en que, los familiares al cuidado de las personas  mayores, han de poner en práctica estas medidas, e inculcarlas de la  mejor manera a los ancianos, para garantizar la seguridad de estas  personas que, por su edad y condiciones físicas y mentales, son personas  desvalidas e indefensas, objetivo de delincuentes.

Comments