Patea la cabeza de una camarera en Cádiz por no dejarla fumar en la terraza

0
453
  • El hijo de la agresora propinó un fuerte puñetazo a una de las compañeras de la víctima que había acudido a socorrerla
  • La agresora cogió por los pelos a la camarera, la tiró al suelo y le dio una fuerte patada tras insultarla
  • La mujer y su hijo huyeron a gran velocidad en un coche que tenían aparcado cerca del establecimiento

Un bar de la Plaza de la Mina de Cádiz ha sido el escenario de una brutal agresión por parte de una clienta, que estaba sentada junto a su hijo en la terraza, hacia una de las camareras del local que le informó de que no podía fumar en la mesa donde se encontraba, porque no respetaba la distancia mínima de seguridad.PUBLICIDAD

La camarera, que le explicó que se trataba de una de las medidas de prevención decretada por el aumento de casos positivos por coronavirus, ha tenido que ser atendida en el Servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar por una fuerte contusión en la frente provocada por la salvaje patada que le propinó la mujer tras derribarla al suelo al tirarle de los pelos.

Al percatarse del suceso, una de las compañeras de la víctima fue a socorrerla y, entonces fue el hijo de la clienta el que le propinó a esta segunda camarera un puñetazo en la cabeza. Tras los hechos, ambos agresores se dieron a la fuga a gran velocidad en un coche que tenían aparcado en una calle cercana.

El grave suceso ocurrió durante la noche de este viernes cuando la agresora, que al parecer es vecina del casco histórico de la ciudad, pidió a la camarera que le trajera un mechero. Ante la negativa de la camarera, la mujer le contestó con insultos e improperios que iba a fumar pese a cualquier restricción, a lo que la víctima volvió a explicarle el motivo de la prohibición.PUBLICIDAD

Esta segunda respuesta de la camarera hizo que la mujer comenzara a insultarla con duras expresiones sobre su físico y se levantara de la silla para cogerla de los pelos y tirarla al suelo, propiciándole una fuerte patada en la frente.

Uno de los clientes pudo fotografiar la matrícula del coche donde los agresores huyeron y es ahora la policía quien busca a la mujer, tras haber identificado a la conductora habitual de este vehículo.

Comments