El juicio contra la alcaldesa de Pliego comienza el próximo viernes

0
91

Acusan a Isabel Toledo de un delito de prevaricación por no haber clausurado un bar con exceso de ruido y piden para ella 18 meses de prisión y ocho años de inhabilitación

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia iniciará el 21 de marzo el juicio contra la alcaldesa de Pliego, Isabel Toledo, y su antecesor en el cargo, Juan Guillén, que están acusados de un delito de prevaricación por no haber clausurado un bar con exceso de ruido.

El ministerio público, en el escrito de conclusiones provisionales, acusa también a los propietarios del establecimiento, José Carlos Melero y Francisco Belijar, y al ingeniero municipal Antonio Botía.

Tanto Toledo como Guillén se enfrentan a una solicitud de condena de 18 meses de prisión y ocho años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Para cada uno de los dueños del establecimiento el fiscal reclama cinco años de prisión y multa de treinta meses, con una cuota diaria de diez euros, por un delito contra el medio ambiente y otro de lesiones, este último, por las dolencias que padeció un vecino por la contaminación acústica.

Finalmente, para el ingeniero se solicita, por un delito de prevaricación, nueve meses de prisión y siete años de inhabilitación para empleo o cargo público.

Comments